Da en el cla­vo ( Jus­te un clou)

Ha con­quis­ta­do a mu­je­res de to­das las eda­des, tras­cen­dien­do has­ta con­ver­tir­se en un icono. Car­tier re­nue­va el mí­ti­co bra­za­le­te y lan­za el pri­mer co­llar de su co­lec­ción Jus­te un Clou.

Glamour (Spain) - - Contents - Tex­to: Re­gi­na Na­va­rro

La mul­ti­tud se arre­mo­li­na­ba an­te el es­ca­pa­ra­te de la jo­ye­ría de Car­tier en Nue­va York. Allí es­ta­ba uno de los dia­man­tes más gran­des que ha­bían vis­to nun­ca, te­nía 69,42 qui­la­tes y en los co­rri­llos se co­men­ta­ba que Ri­chard Bur­ton lo ha­bía ad­qui­ri­do en subas­ta por más de un mi­llón de dó­la­res pa­ra Liz Tay­lor, su es­po­sa.

Así na­ció un icono. Era el año 1969, el mis­mo que la fir­ma con­tra­tó a Al­do Ci­pu­llo, un emigrante que pro­bó for­tu­na en Amé­ri­ca. A prin­ci­pios de los 70, cuan­do las re­glas se que­bra­ban y los dis­cur­sos tra­di­cio­na­les eran cam­bia­dos por aren­gas an­ti­con­for­mis­tas, el di­se­ña­dor ita­liano crea­ba una de las jo­yas más rompe­doras de la fir­ma. Era un bra­za­le­te que, to­man­do pres­ta­da la for­ma de un cla­vo, rom­pía, apro­pián­do­se de la cotidianidad, los cá­no­nes es­té­ti­cos co­rrec­tos pa­ra una fir­ma de al­ta jo­ye­ría. La pul­se­ra pron­to se con­vir­tió en el sím­bo­lo de una épo­ca y en una jo­ya icó­ni­ca. En 2013, Car­tier re­cu­pe­ró la pie­za y lan­zó la co­lec­ción Jus­te un Clou, en la que el mí­ti­co cla­vo se re­tor­cía en pen­dien­tes, sor­ti­jas y col­gan­tes crea­dos en oro ro­sa, ama­ri­llo y blan­co. Aho­ra, la ca­sa lan­za una re­in­ter­pre­ta­ción del bra­za­le­te que, en es­ta oca­sión, se trans­for­ma en co­llar.

Car­lo­ta Casiraghi, Kris­ten Ste­wart o Ken­dall Jen­ner son só­lo al­gu­nas de las mu­je­res que han caí­do ba­jo el in­flu­jo de es­ta icó­ni­ca jo­ya.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.