Mo­do de uso. In­to the wild

El la­do más pu­ro de la na­tu­ra­le­za se fun­de en looks que mi­ran a los orí­ge­nes y ex­plo­ran la esen­cia del ser hu­mano. Rea­li­za­ción: Ma­pi Vidal

Glamour (Spain) - - Contents -

Fue So­fia Coppola, al lle var al ci­ne Las vír­ge­nes sui­ci­das –la no­ve­la de Jef­frey Eu­ge­ni­des–, la que plan­teó, a fi­na­les de los no­ven­ta, có­mo la be­lle­za y el dra­ma pueden con­vi­vir en un mis­mo es­pa­cio. Es­ta idea, la de mezclar opues­tos, la de unir can­di­dez y lo­cu­ra, lu­ga­res idí­li­cos con sucesos abrup­tos, la cul­ti­va­ron los poe­tas Wal­ter Scott o Goet­he en sus ver­sos des­ga­rra­dos, en esa ba­la­da lí­ri­ca de fi­na­les del sig lo XVIII. Esos pen­sa­mien­tos tras­cien­den a una mo­da que, en me­dio del caos del mun­do mo­derno, tra­ta de mi­rar ha­cia la pu­re­za de lo na­tu­ral : crean­do, al abri­go del cam­po, si­lue­tas eté­reas lle­nas de mo­vi­mien­to que evo­can el ro­man­ti­cis­mo que im­preg­nó una épo­ca ; y si­mu­lan­do con vo­lan­tes, la­za­das y te­ji­dos lig eros ese ima­gi­na­rio bu­có­li­co y naíf que ya plas­mó el ci­ne.

Be­lle­za ro­ba­da, de Ber­to­luc­ci, Las vír­ge­nes sui­ci­das, de Coppola, o El Bos­que, de M. Night Sh­ya­ma­lan, uti­li­zan esa es­té­ti­ca bu­có­li­ca que aho­ra se sube a la pa­sa­re­la.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.