Sua­ves, fir­mes y sexy... bra­zos

Que­rrás lle­var el nue­vo es­co­te cold shoul­ders y es­to exi­ge unos hom­bros sua­ves y lu­mi­no­sos. Ade­más, el co­do ne­ce­si­ta un ex­tra de ex­fo­lia­ción por­que es más os­cu­ro y ás­pe­ro. En cuan­to a los trí­ceps, la cla­ve es el equi­li­brio: de­bes to­ni­fi­car pe­ro sin mus­cul

Glamour (Spain) - - Contents -

La fla­ci­dez en la ca­ra in­ter­na de los bra­zos afec­ta “in­clu­so a las mu­je­res del­ga­das y en for­ma”, di­ce el doc­tor La­jo Pla­za. La piel que va del co­do al hom­bro es más frá­gil y me­nos elás­ti­ca que la de otras zo­nas. Por eso, si en­gor­das, pier­des tono mus­cu­lar o, sen­ci­lla­men­te, vas pro­du­cien­do me­nos co­lá­geno y elas­ti­na a me­di­da que cum­ples años, es­ta piel a du­ras pe­nas pue­de so­por­tar el pe­so del te­ji­do. ¿Re­sul­ta­do? Apa­re­cen las te­mi­das “alas de mur­cié­la­go” o “efec­to sa­le­ro”. Luz pul­sa­da IPL, dio­do... ADIÓS VE­LLO “El ve­llo de los an­te­bra­zos es más fino y me­nos pig­men­ta­do que el de las pier­nas”, co­men­ta la doc­to­ra Jo­se­fi­na Royo, del IML. El de las pier­nas apa­re­ce en la pu­ber­tad y se con­so­li­da en los dos o tres años si­guien­tes, y no hay pe­lo la­ten­te que pue­da es­ti­mu­lar­se más ade­lan­te. Pe­ro en los bra­zos sí: es un ve­llo an­dró­geno-de­pen­dien­te y pue­de bro­tar sú­bi­ta­men­te en la edad adul­ta por al­gún des­or­den hor­mo­nal. “Pa­ra es­tos ca­sos recomendamos la de­pi­la­ción con su­per­dio­do Vec­tus. Sue­le bas­tar con 8 se­sio­nes, pe­ro co­mo es ve­llo hor­mo­nal la pa­cien­te de­be sa­ber que pue­de bro­tar­le pe­lo la­ten­te más ade­lan­te y pue­de pre­ci­sar se­sio­nes de re­cuer­do.” La úni­ca pre­cau­ción es no te­ner los bra­zos bron­cea­dos.

Si ya es­tás mo­re­na, el sis­te­ma de luz pul­sa­da in­ten­sa Braun Silk Ex­pert “lee 80 ve­ces por se­gun­do el tono de la piel y adap­ta la in­ten­si­dad a tu ni­vel de bron­cea­do”, di­cen en Braun. Es au­to­má­ti­co y 100% se­gu­ro: “Evi­ta te­ner que con­sul­tar la ta­bla de to­nos

pa­ra ajus­tar la po­ten­cia. Si el bra­zo es­tá de­ma­sia­do pig­men­ta­do, el dis­po­si­ti­vo di­rec­ta­men­te se blo­quea”.

Cóc­tel de vi­ta­mi­nas PA­RA LAS ES­TRÍAS

Los bra­zos no se li­bran de las odio­sas es­trías: si has adel­ga­za­do, en­gor­da­do o mus­cu­la­do no­ta­ble­men­te, eres se­ria can­di­da­ta. Pa­ra com­ba­tir­las, evi­ta que la piel se rom­pa po­ten­cian­do la elas­ti­ci­dad. El gel C+C Vi­ta­min de Na­tu­ra Bis­sé apor­ta a la der­mis agua, áci­do hia­lu­ró­ni­co y elas­ti­na. Aplí­ca­te­lo con mo­vi­mien­tos as­cen­den­tes del co­do al hom­bro. Pa­ra ali­viar la ten­sión del del­toi­des pro­vo­ca­da al con­du­cir, tra­ba­jar con ra­tón o car­gar con un bol­so de­ma­sia­do lleno só­lo ne­ce­si­tas 15 min, lo que du­ra el ma­sa­je Re­lax Ex­prés del Es­pa­cio Na­tu­ra Bis­sé ECI Serrano (15 €).

Cam­bia las pe­sas por CO2 Y CA­FEÍ­NA

Na­da de pe­sas. Es­tán di­se­ña­das pa­ra mus­cu­lar y só­lo con­se­gui­rás ga­nar vo­lu­men. “Haz fle­xio­nes de es­quia­dor uti­li­zan­do el pe­so de tu cuer­po”, acon­se­ja el doc­tor Ma­to Ansorena. “Tra­ta de ha­cer el má­xi­mo de re­pe­ti­cio­nes en el me­nor tiem­po.” En Mio nos dan un tru­co pa­ra evi­tar le­sio­nes: “Vi­sua­li­za el trí­ceps, el múscu­lo que va del co­do al hom­bro. Cuan­do ha­gas fle­xio­nes, no uti­li­ces las mu­ñe­cas ni los hom­bros, que de­ben per­ma­ne­cer re­la­ja­dos”.

Pa­ra evi­tar la re­ten­ción de lí­qui­dos, el Tri­ple De­tox Plan de Ma­ri­bel Yé­be­nes in­fil­tra ca­feí­na, car­ni­ti­na, si­li­cio or­gá­ni­co y CO2. Re­du­ce la ce­lu­li­tis, eli­mi­na to­xi­nas y des­hin­cha. Es­te ri­tual com­bi­na ho­meo­pa­tía y ac­ti­vos na­tu­ra­les que­ma­gra­sas que ayu­dan a dre­nar a tra­vés del sis­te­ma lin­fá­ti­co.

Elec­tro y foam ro­ller TRÍ­CEPS ES­BEL­TOS La elec­tro­es­ti­mu­la­ción son des­car­gas eléc­tri­cas que pro­vo­can mi­cro­con­trac­cio­nes en el múscu­lo, co­mo al ha­cer ejer­ci­cio. Prué­ba­la en Carmen Na­va­rro com­bi­na­da con ul­tra­so­ni-

dos fo­ca­li­za­dos de al­ta in­ten­si­dad. “Lle­gan a la der­mis pro­fun­da, don­de abun­da el co­lá­geno.” Tam­bién al­can­zan las zo­nas don­de se pro­du­cen las con­trac­cio­nes mus­cu­la­res.

Si pre­fie­res la gim­na­sia ac­ti­va, uti­li­za un ro­di­llo de espuma o foam

ro­ller co­mo apo­yo pa­ra ha­cer fle­xio­nes, ya que ejer­ci­ta los múscu­los con ma­nio­bras de ro­da­je y pre­sión. “Haz fle­xio­nes de bra­zos con las ma­nos so­bre el ro­di­llo. Haz 4 se­ries de 12 re­pe­ti­cio­nes, tres días a la se­ma­na”, ani­ma Est­her Bohór­quez, en­tre­na­do­ra del ho­tel Bar­ce­ló Mon­te­cas­ti­llo.

Ener­gía fría y na­ta­ción TEN­SA SIN DO­LOR

La com­bi­na­ción de ra­dio­fre­cuen­cia + ul­tra­so­ni­dos es el tán­dem ideal pa­ra aca­bar con las alas de mur­cié­la­go, esa an­ti­es­té­ti­ca piel que cuel­ga de los bra­zos por la fla­ci­dez. ¿El pro­ble­ma? Que pue­de ser muy do­lo­ro­so. Aho­ra, Exi­lis Eli­te in­cor­po­ra un mé­to­do de re­fri­ge­ra­ción que per­mi­te “al­tos ni­ve­les de ener­gía sin com­pro­me­ter el con­fort del pa­cien­te”, con­fir­man en Slow Li­fe Hou­se (200 €/se­sión). Re­afir­ma, es­ti­mu­la el co­lá­geno y eli­mi­na el ex­ce­so de gra­sa. Com­bí­na­lo con ejer­ci­cios co­mo la na­ta­ción pa­ra to­ni­fi­car la mus­cu­la­tu­ra.

Es­co­te cold shoul­ders GLOW DE PRI­MA­VE­RA

El nue­vo es­co­te no mues­tra el pe­cho. Tam­po­co la es­pal­da. Es el cold shoul

ders, con dos aberturas que de­jan los hom­bros al descubierto. Ade­lán­ta­te al sol con un bron­cea­dor que es­cul­pa tus hom­bros. “Eli­ge un tono do­ra­do que no ti­re a ro­ji­zo ni a ma­rrón, que son más ar­ti­fi­cia­les”, co­men­ta My­riam Ar­ti­les, de Nars. “Co­mien­za apli­can­do una can­ti­dad con­tro­la­da y ve aña­dien­do más po­co a po­co pa­ra mo­du­lar el tono.” El acei­te Photoshop de Ami Iyök tie­ne mi­cro­par­tí­cu­las do­ra­das que di­si­mu­lan el tono irre­gu­lar.

Top y culotte, de U&B Twin Set.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.