LIM­PIE­ZA, PRI­MER GES­TO

Un ges­to bá­si­co, aun­que no por ello sen­ci­llo. Ten­den­cias asiá­ti­cas, tex­tu­ras hí­bri­das... Con la evo­lu­ción del ri­tual cam­bian las re­glas. És­te es el nue­vo abe­cé de la lim­pie­za fa­cial.

Glamour (Spain) - - Belleza - Tex­to: Ley­re Mo­reno

La lim­pie­za es, jun­to con la pro­tec­ción so­lar, el ri­tual de be­lle­za que más ren­ta­bi­li­za el cui­da­do de nues­tra piel.” Así de con­tun­den­tes se mues­tran Ade­la R. Por­to y Ana Gallego, crea­do­ras de la mar­ca Si­leä y pro­pie­ta­rias de Ins­ti­tu­to de Be­lle­za Ade­la en Oren­se. ¿ Sus ra­zo­nes? Pre­vie­ne el en­ve­je­ci­mien­to pre­ma­tu­ro, eli­mi­na las to­xi­nas e im­pu­re­zas res­tau­ran­do la fun­ción pro­tec­to­ra cu­tá­nea y me­jo­ra la pe­ne­tra­ción de los ac­ti­vos cos­mé­ti­cos que apli­ques des­pués. Ya lo sa­bes: si quie­res man­te­ner tu piel sa­na y jo­ven ( y evi­tar el des­pil­fa­rro cos­mé­ti­co) em­pie­za por lim­piar­la co­rrec­ta­men­te.

P:¿cuá­les son los pa­sos a se­guir a la ho­ra de lim­piar nues­tra piel?

R: “Re­co­mien­do rea­li­zar la do­ble lim­pie­za ja­po­ne­sa por su efec­ti­vi­dad a la ho­ra de eli­mi­nar el ma­qui­lla­je y las to­xi­nas acu­mu­la­das”, acon­se­ja la es­te­ti­cis­ta Car­men Na­va­rro, di­rec­to­ra de los cen­tros que

lle­van su nom­bre. “Aplica un acei­te o le­che lim­pia­do­ra pa­ra aca­bar con las im­pu­re­zas y la gra­sa acu­mu­la­da en el fo­lícu­lo pi­lo­se­bá­ceo.” Tras re­ti­rar el pro­duc­to con una toa­lla de al­go­dón hu­me­de­ci­da en agua ti­bia, “usa un pro­duc­to fi­toac­ti­vo que eli­mi­ne las im­pu­re­zas acuo­sas y las cé­lu­las muer­tas”. “Fi­na­li­za siem­pre la lim­pie­za con la apli­ca­ción de un tó­ni­co, que eli­mi­na los res­tos de im­pu­re­zas y equi­li­bra el ph”, con­clu­ye Cris­ti­na Jáu­re­gui, brand ma­na­ger de Eve Lom.

P: Lim­pia­do­ras en acei­te, le­che, gel... ¿Cuál es la me­jor pa­ra ca­da ti­po de cu­tis?

R: “Con la le­che pro­du­ces una emul­sión en­tre sus com­po­nen­tes y los res­tos de ma­qui­lla­je, po­lu­ción y su­dor que se acu­mu­lan en la piel. Pe­ro si tu piel es gra­sa te re­co­mien­do un lim­pia­dor en gel con ba­se acuo­sa”, ex­pli­can las ex­per­tas de Si­leä. Y aña­den: “No obs­tan­te, no só­lo de­bes ele­gir la tex­tu­ra de la lim­pia­do­ra en fun­ción de tu ti­po de piel; de­bes te­ner en cuen­ta tam­bién el ti­po de ma­qui­lla­je que uti­li­ces, por­que no to­dos se re­ti­ran con la mis­ma fa­ci­li­dad”. Con res­pec­to a la for­mu­la­ción, las pie­les sen­si­bles de­ben apos­tar por in­gre­dien­tes cal­man­tes y “vi­gi­lar que el ni­vel ge­ne­ral de la fra­gan­cia no su­pere el 0,03%. Las lim­pia­do­ras pa­ra cu­tis ac­nei­cos, por su par­te, de­ben es­tar li­bres de sul­fa­tos, áci­dos e in­cor­po­rar in­gre­dien­tes equi­li­bran­tes co­mo la men­ta o el ár­bol de té, cal­man­tes co­mo la man­za­ni­lla y an­ti­in­fla­ma­to­rios co­mo el aloe ve­ra”, de­ta­lla la ex­per­ta Va­nes­sa De­lli, de de­lli­ca­re.com

P: Por la ma­ña­na, da­do que nues­tra piel es­tá li­bre de ma­qui­lla­je, ¿ se­ría su­fi­cien­te si la lim­pia­mos só­lo con agua?

R: “De­be­mos lim­piar la piel siem­pre ma­ña­na y no­che con pro­duc­tos es­pe­cí­fi­cos. Con es­to se­ría su­fi­cien­te, pe­ro si tra­ba­jas en te­le­vi­sión

o tie­nes una pro­fe­sión que re­quie­re que te ma­qui­lles va­rias ve­ces al día de­be­rías lim­piar tu cu­tis tam­bién al ter­mi­nar tu jor­na­da la­bo­ral”, ex­pli­ca la es­pe­cia­lis­ta en es­té­ti­ca Va­nes­sa De­lli, de de­lli­ca­re.com. Car­men Na­va­rro acla­ra: “Por la no­che, la piel se re­pa­ra de las agre­sio­nes su­fri­das y se­gre­ga to­xi­nas. No ol­vi­de­mos que la gra­sa no emul­sio­na en agua por lo que, si no se usa un pro­duc­to ade­cua­do, no lim­pia­re­mos bien el cu­tis”.

P: ¿Un ex­ce­so de lim­pie­za po­dría ser per­ju­di­cial pa­ra la sa­lud de la piel? R: “Sobre la úl­ti­ma ca­pa de la epi­der­mis, nues­tra piel ge­ne­ra un man­to hi­dro­li­pí­di­co que tie­ne una fun­ción pro­tec­to­ra. Tras la lim­pie­za lo eli­mi­na­mos y tarda unas dos ho­ras en vol­ver a res­ta­ble­cer­se. Por ello es im­por­tan­te lim­piar la piel pe­ro sin abu­sar, ya que po­dría­mos cau­sar efec­tos no desea­dos co­mo la pro­duc­ción de se­bo en el ca­so de las pie­les gra­sa o la des­hi­dra­ta­ción de los cu­tis se­cos”, acla­ran Ade­la R. Por­to y Ana Gallego. “El Proyecto Mi­cro­bio­ma Hu­mano ha des­cu­bier­to que la sa­lud óp­ti­ma de la piel de­pen­de de tri­llo­nes de mi­cro­bios de más de 1.000 es­pe­cies que vi­ven en la su­per­fi­cie de és­ta y den­tro de nues­tro cuer­po”, ex­pli­ca Va­nes­sa De­lli. En es­te sen­ti­do y pa­ra ase­gu­rar un am­bien­te mi­cro­biano sa­lu­da­ble, “eli­ge una lim­pia­do­ra con ten­sioac­ti­vos ul­tra­sua­ves que no eli­mi­nen la ba­rre­ra hi­dro­li­pí­di­ca y que ten­ga un ph 5 pa­ra op­ti­mi­zar el en­torno mi­cro­biano. Una lim­pie­za agre­si­va abre pa­so a los mi­cro­bios opor­tu­nis­tas que ace­le­ran el en­ve­je­ci­mien­to de la piel”.

P: ¿Ca­da cuán­to de­be­mos rea­li­zar­nos una lim­pie­za fa­cial pro­fe­sio­nal? R: “Re­co­mien­do ha­cer­lo ca­da tres me­ses, coin­ci­dien­do con el cam­bio de es­ta­ción, pa­ra oxi­ge­nar la piel”, pres­cri­be Ana Isa­bel Los­tao, di­rec­to­ra del cen­tro Los­tao de Za­ra­go­za.

P: ¿El agua del gri­fo des­equi­li­bra la piel?

R: “Pre­fie­ro uti­li­zar tó­ni­co en lu­gar de agua que eli­mi­na to­da im­pu­re­za y re­vi­ta­li­za la piel”, cuen­ta My­riam Yé­be­nes, de Ins­ti­tu­to de Be­lle­za y Me­di­ci­na Es­té­ti­ca Ma­ri­bel Yé­be­nes. No obs­tan­te, si acla­ras tu piel con agua, de­bes cui­dar su tem­pe­ra­tu­ra: “Uti­li­za ti­bia pa­ra eli­mi­nar las im­pu­re­zas y fi­na­li­za con fría pa­ra to­ni­fi­car”, acon­se­ja Il­di Gu­ba, di­rec­to­ra de The Chi Spa.

P: ¿Con qué ma­te­rial de­be­mos se­car la piel tras el ri­tual de lim­pie­za?

R: “Una toa­lla fi­na de al­go­dón que es una fi­bra natural muy ab­sor­ben­te. Se­ca la piel a to­que­ci­tos y sin fro­tar”, ex­pli­can las ex­per­tas de Si­leä. Va­nes­sa De­lli pun­tua­li­za: “Los dis­cos de al­go­dón, bas­ton­ci­llos o toa­lli­tas des­ma­qui­llan­tes em­plea­dos en el con­torno de los ojos mar­can las lí­neas de ex­pre­sión en es­ta zo­na”.

LA TEX­TU­RA SÍ IM­POR­TA

De arri­ba aba­jo, Bál­sa­mo Des­ma­qui­llan­te Flo­res De­li­ca­das pa­ra pie­les se­cas (5,95 €), de L’oréal Pa­ris. Pa­ra pie­les sen­si­bles, en tex­tu­ra le­che Es­sen­tial Clean­ser, de Si­leä (25 €/100 ml). Mas­ca­ri­lla de Lim­pie­za Ex­tra-fi­na en gel y li­bre de acei­tes, de la lí­nea Au­ra Mi­ra­bi­lis de Ro­ger & Ga­llet (20,30 €). Bál­sa­mo en Acei­te, de Lie­rac (22,90 €).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.