Ci­ta con la rei­na DEL MA­QUI­LLA­JE

Glamour (Spain) - - Hot Topic -

uan­do reúnes a las 17 edi­to­ras de belleza de GLA­MOUR en una ha­bi­ta­ción (o en una ca­de­na de What­sapp) y les pi­des que sue­ñen a lo gran­de y co­la­bo­ren en una pro­duc­ción de belleza glo­bal pa­ra nues­tro nú­me­ro Powered by Wo­men, rea­li­za­do en su to­ta­li­dad por mu­je­res crea­do­ras, la whish list de ma­qui­lla­do­ras que sur­ge es muy bre­ve. Pe­ro ha­bía un nom­bre que la en­ca­be­za­ba: Val Garland (@the­val­gar­land, arri­ba en la fo­to), la le­yen­da bri­tá­ni­ca del ma­qui­lla­je re­cien­te­men­te nom­bra­da L’oréal Pa­ris glo­bal ma­keup di­rec­tor –la pri­me­ra mu­jer en el car­go, por cier­to–. ¿Por qué Val? Se­gún las edi­to­ras de GLA­MOUR: “Ella ha­ce del ma­qui­lla­je un ex­pe­ri­men­to sin fin” y “no te­me crear nue­vas ten­den­cias” o “desafiar la idea de belleza”. Su vi­sión es “su­rrea­lis­ta” e “in­no­va­do­ra” y “¡su tra­ba­jo con el co­lor es el más co­ol!”. ¡Ah!, y es au­to­di­dac­ta. De he­cho, co­men­zó co­mo pe­lu­que­ra (una que lle­va­ba “to­ne­la­das de ma­qui­lla­je”, con­fie­sa), has­ta que un día sus­ti­tu­yó a un ma­qui­lla­dor que no apa­re­ció en un shoo­ting. Des­de en­ton­ces, ha cons­trui­do una ca­rre­ra ba­sa­da en su ar­te y crea­ti­vi­dad “li­ge­ra­men­te alo­ca­dos” y ha idea­do al­gu­nos de los más be­llos y ex­tra­va­gan­tes looks de pa­sa­re­la pa­ra Vi­vien­ne West­wood, Ale­xan­der Mcqueen y Giam­bat­tis­ta Va­lli, así co­mo las pró­te­sis de pó­mu­los que lle­vó Lady Ga­ga en la por­ta­da de su ál­bum Born This Way. Y aun­que el co­lor, la tex­tu­ra y la ca­li­gra­fía es­tán muy pre­sen­tes en su tra­ba­jo, cree­mos que el pun­to de par­ti­da pa­ra cual­quier look es una piel lu­mi­no­sa de tono uni­for­me. Pres­ta aten­ción a Garland... GLA­MOUR: Tus mo­de­los siem­pre tie­nen la piel más lu­mi­no­sa. ¿Cuál es tu opi­nión al res­pec­to? VAL: Em­pleo mu­cho tiem­po pre­pa­ran­do la piel me­dian­te la téc­ni­ca del la­ye­ring y ma­sa­jeán­do­la con hi­dra­tan­tes de tex­tu­ra li­ge­ra. Y lue­go ten­go un tru­co que con­sis­te en apli­car un po­qui­to de acei­te en las me­ji­llas pa­ra hi­dra­tar­las jus­to an­tes de la ba­se de ma­qui­lla­je. Una vez que el tra­ba­jo de ba­se es­tá he­cho, pue­des pa­sar tran­qui­la­men­te a la di­ver­sión. GLA­MOUR: En oca­sio­nes, el ro­jo de la­bios pue­de re­sul­tar de­ma­sia­do clá­si­co. ¿Có­mo apli­car­lo con un to­que mo­derno? VAL: Un la­bio be­sa­do [bo­rro­so o di­fu­mi­na­do en los con­tor­nos] es una for­ma de con­ver­tir un la­bio ro­jo clá­si­co en al­go más mo­derno. Ex­tien­de un po­co del la­bial Lip Paint Lac­quer, de L’oréal Pa­ris, en tono Red Fic­tion 105 con el apli­ca­dor en el me­dio de los la­bios. Des­pués, con un pin­cel de corrector o con los de­dos, mez­cla el co­lor ha­cia el con­torno de la bo­ca. ¡Chic! GLA­MOUR: ¿De qué ma­ne­ra po­de­mos ele­var nues­tro ma­qui­lla­je dia­rio a otro ni­vel? VAL: Una he­rra­mien­ta: un spray de ma­qui­lla­je. Cuan­do ter­mi­nes tu look, apli­ca una ge­ne­ro­sa ca­pa de spray por to­do el ros­tro. Fi­ja­rá tu ma­qui­lla­je y es­ta­rás gua­pa to­do el día. GLA­MOUR: ¿Cuá­les son los tres pro­duc­tos de belleza que nun­ca pue­den fal­tar en tu ne­ce­ser? VAL: To­dos son de L’oreál Pa­ris: Vo­lu­mi­nous Lash Paradise Mas­ca­ra, Brow Sty­list Plum­per y The Su­per Slim Li­quid Eye­li­ner. GLA­MOUR: ¿Có­mo adap­tar un ma­qui­lla­je co­lo­ris­ta y me­tá­li­co, co­mo el que ve­mos en es­tas pá­gi­nas, a los dis­tin­tos to­nos de piel? VAL: No hay re­glas real­men­te. Pe­ro, en ge­ne­ral, los to­nos de piel cá­li­dos en­ca­jan con co­lo­res metalizados co­mo el oro y el co­bre; las pie­les frías, con pla­tea­dos y azu­les. No obs­tan­te, si quie­res un look más ex­tra­va­gan­te, ¡prue­ba con co­lo­res opues­tos! GLA­MOUR: Y te­ne­mos que pre­gun­tar­te: ¿por qué las ar­tis­tas mu­je­res es­tán me­nos re­pre­sen­ta­das en la in­dus­tria de la belleza? ¿Te has en­fren­ta­do con al­gún obs­tácu­lo en tu ca­rre­ra pro­fe­sio­nal? VAL: Su­pon­go que el es­te­reo­ti­po de que los hom­bres son más po­de­ro­sos y las mu­je­res se vis­ten o em­be­lle­cen pa­ra los hom­bres es una de las ra­zo­nes por las que hay una creen­cia ge­ne­ra­li­za­da de que el ma­qui­lla­je es me­jor cuan­do es­tá desa­rro­lla­do des­de una pers­pec­ti­va mas­cu­li­na. Al­gu­nos pen­sa­mien­tos real­men­te an­ti­cua­dos sos­tie­nen que las co­sas crea­das por los hom­bres son más ex­tre­mas y au­da­ces, mien­tras que las idea­das por mu­je­res son más sua­ves y ob­vias. Afor­tu­na­da­men­te, nun­ca he te­ni­do que en­fren­tar­me a nin­gún obs­tácu­lo en la in­dus­tria por el he­cho de ser mu­jer. En el mun­do de la mo­da en el que me mue­vo, creo que las mu­je­res es­tán ver­da­de­ra­men­te em­po­de­ra­das; es­pe­cial­men­te en el ám­bi­to del ma­qui­lla­je, mu­je­res y hom­bres se res­pe­tan los unos a los otros co­mo ar­tis­tas in­de­pen­dien­tes.

Bro­cha, de Pri­mark (9 €, set de 5). 7 Lights Pow­der Illu­mi­na­tor, de Shi­sei­do (52 €). Som­bra en tono Star Po­wer de la pa­le­ta Beauty Ki­ller, de Jef­free Star (44,90 €, en ma­qui­lla­lia.es). Es­mal­te de uñas Lou­bi­chro­me II, de Ch­ris­tian Lou­bou­tin (c.p.v.). Per­la

Ca­mi­sa, de Next; re­loj, de Ac­cu­rist.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.