Pa­rís no se aca­ba nun­ca

Su es­ce­na­rio reúne las tien­das más ex­qui­si­tas de Eu­ro­pa. La ca­pi­tal fran­ce­sa es pu­ro avant-gar­de y su ru­ta de shop­ping tie­ne el po­der de su­pe­rar to­da ex­pec­ta­ti­va.

Glamour (Spain) - - Sumario - Rea­li­za­ción: Ama­lia G. Cá­te­dra

el pro­pio He­ming­way ya lo ad­ver­tía: “Si tie­nes la suer­te de ha­ber vi­vi­do de jo­ven en Pa­rís, du­ran­te el res­to de tu vi­da ella es­ta­rá con­ti­go, por­que Pa­rís es una fies­ta”. Tam­bién es cu­na de la mo­da y mar­co in­com­pa­ra­ble de irre­sis­ti­bles lu­ga­res, bou­ti­ques don­de la tendencia y el diseño con­quis­tan ca­da rin­cón. No to­dos co­rre­mos la suer­te de vi­vir en la ca­pi­tal fran­ce­sa, pe­ro to­da vi­si­ta es po­ca cuan­do se tra­ta de es­cu­dri­ñar es­ta ciu­dad de luz que no aca­ba nun­ca.

El ma­tiz très chic. Ya sea in­te­gra­da en la bohe­mia de Montparnasse, en las ca­lle­jue­las

em­pe­dra­das que sor­tean los pin­to­res de Mont­mar­tre, o en­fras­ca­da en el lu­jo eterno que res­pi­ran las ga­le­rías de Saint Honoré, la ru­ta de shop­ping per­fec­ta en Pa­rís nun­ca es A+B. Es­tán los lu­ga­res de siem­pre que piden un al­to en el ca­mino, co­mo Ca­fé de Flo­re, las an­ti­guas tien­das de per­fu­mis­tas o los ma­ca­rons al es­ti­lo La­du­rée. Y los clá­si­cos, siem­pre ac­tua­les y a la van­guar­dia, del es­ti­lo pa­ri­sien­ne, co­mo A.P.C., So­nia Ry­kiel, Re­pet­to o Isa­bel Ma­rant, que so­bre­vi­ven a la re­cien­te mar­cha de tem­plos fashionistas co­mo Co­let­te. Mien­tras, el gran lu­jo si­gue res­pi­ran­do nom­bre de mai­son con Cha­nel, Dior, Saint Lau­rent, Cé­li­ne o Her­mès al fren­te. Lo cier­to es que la pa­ra­da más co­ol pue­de aguar­dar en cual­quier si­tio. Ya sea en mi­tad del bu­lli­cio de Champs Ély­sées o en el gran es­ce­na­rio de mo­der­ni­dad a los pies del Pom­pi­dou que es Le Ma­rais. En Pa­rís siem­pre hay ju­go­sos te­so­ros vin­ta­ge y flea mar­kets que des­cu­brir, co­mo los que se le­van­tan en los ale­da­ños de No­tre Da­me, a ori­llas del Se­na; sin ol­vi­dar esa es­ca­pa­da pla­nea­da a esa flags­hip en Ope­ra que te qui­ta el sue­ño des­de ha­ce tres tem­po­ra­das. Ya sir­va co­mo pre­tex­to una fashion week o cual­quier épo­ca del año, la ciu­dad de la luz siem­pre cuen­ta con es­pa­cios de­fi­ni­ti­vos que ver y en los que de­jar­se ver.

Mo­da y cul­tu­ra, eterno tán­dem pa­ri­sino.

Otra de las co­sas que ha­ce de la ca­pi­tal fran­ce­sa un lu­gar úni­co en el mun­do es su ex­qui­si­ta pro­pues­ta de agen­da en torno a la cul­tu­ra de mo­da. Es bien fac­ti­ble pla­ni­fi­car

unos días re­ple­tos de ci­tas inol­vi­da­bles con las que de­lei­tar­te y en­gro­sar tus re­fe­ren­cias y co­no­ci­mien­tos so­bre la in­dus­tria. Sin ir más le­jos, aho­ra mis­mo la ciu­dad ce­le­bra dos in­só­li­tas mues­tras so­bre el di­se­ña­dor Mar­tin Mar­gie­la (Los años en Her­mès, en el Mu­seo de Ar­tes De­co­ra­ti­vas, has­ta el 2 de sep­tiem­bre; y Mar­gie­la/ga­llie­ra, 1989-2009, en el Pa­lais Ga­llie­ra, has­ta el 15 de ju­lio); y una in­tere­san­te re­tros­pec­ti­va so­bre el fo­tó­gra­fo de mo­da Pe­ter Knapp. Es­te di­rec­tor ar­tís­ti­co sui­zo tra­ba­jó prin­ci­pal­men­te en Fran­cia en los años 60 y 70. Dan­cing in The Street, Pe­ter Knapp et La Mo­de (1960-1970) se re­co­ge es­te mes en la Ci­té de la Mo­de et du De­sign con unas 100 imá­ge­nes del ar­tis­ta que evi­den­cian su es­tre­cha re­la­ción con mo­dis­tos fran­ce­ses co­mo An­dré Cou­rrè­ges, Pie­rre Car­din o Yves

Saint Lau­rent ( has­ta el 10 de ju­nio). Si lo tu­yo es goo­glear “trendy” a la ho­ra de or­ga­ni­zar tu ru­ta de tien­das, la ca­pi­tal fran­ce­sa com­ple­ta con bue­nas do­sis de sa­voir fai­re una se­rie de pa­ra­das obli­ga­to­rias. Una de ellas es Mer­ci, el lu­gar con más pe­re­gri­na­je híps­ter de Le Ma­rais y al que siem­pre que­rrás vol­ver. Es­te con­cept sto­re es ca­fe­te­ría, bi­blio­te­ca (don­de con­sul­tar las edi­cio­nes im­pre­sas más in­tere­san­tes) y tien­da de ro­pa e in­terio­ris­mo a su vez. Com­ple­tan la ofer­ta de­co The So­cia­li­te Fa­mily, el pri­mer es­pa­cio de ins­pi­ra­ción fran­ce­sa de­di­ca­do a la de­co­ra­ción y es­ti­lo de vi­da de fa­mi­lias mo­der­nas, ur­ba­nas y co­nec­ta­das que sue­le dar a co­no­cer sus pro­pues­tas en for­ma­to pop-up; y Ma­da­me de la Mai­son, don­de ha­cer­te con me­na­je tí­pi­ca­men­te fran­cés o man­te­les ver­sa­lles­cos. Y qué se­ría una vi­si­ta a Pa­rís sin pa­sar por uno de sus his­tó­ri­cos tem­plos de be­lle­za, co­mo L’of­fi­ci­ne Uni­ver­se­lle Buly (1803) o The Sa­lons of the Ro­yal Pa­la­ce (1992) de Ser­ge Lu­tens, la ca­sa de per­fu­mes de­di­ca­da a los gus­tos más exi­gen­tes. Por­que si de al­go sa­be Pa­rís, es de lu­ga­res ex­qui­si­tos.

IDALE En el inrst­yoer­ki­noi­re un es­pa­cio diá­fano re­cu­bier­to por una vas­ta li­bre­ría, en Bou­le­vard Sain­tGer­main, se eri­ge la tien­da in­sig­nia de es­te icono pa­ri­sino. Dé­ja­te lle­var por el ry­kie­lis­mo ima­gi­na­rio or­ques­ta­do por Ju­lie de Li­bran.

APCUIMCANHÉDLOAIPERA Dse

s por Ope­ra, no ol­vi­des pa­sar por Chez Pi­chard (34 rue de Lap­pe).

Ppreotb­ta­doo No hraes una bue­na bai­la­ri­na has­ta cal­zar unas Re­pet­to. Es­ta fir­ma es Pa­rís y es ba­llet en to­da su esen­cia.

¿Que se­ría unaa­vi.spit.aca. la ca­pi­tal fran­ce­sa sin pa­sar­se por una de las bou­ti­ques de es­te clá­si­co del es­ti­lo pa­ri­sino?

STHEER Lsuoftt­heen

Sga­loen Rosy al Pa­la­ce (1992) fue crea­da por Ser­ge Lu­tens, su ca­sa de per­fu­mes de­di­ca­da a los gus­tos más exi­gen­tes.

SAIBDUPSMACARISSUIESN tra­je sas­tre con es­te to­que fran­cés clá­si­ca­men­te fe­me­nino, Ad­mi­se Pa­ris es tu fir­ma (43 rue de la fo­lie Me­ri­court).

LDAAN

ceinxg­pino The Street, Pe­ter Knapp et La Mo­de (1960

1970) mues­tra la obra del ar­tis­ta y su re­la­ción con mo­dis­tos fran­ce­ses co­mo An­dré Cou­rrè­ges, Pie­rre Car­din o Yves Saint Lau­rent (Ci­té de la Mo­de et du De­sign, has­ta el 10 de ju­nio).

Es­tem­coenr­cec­pit sto­re, mi­tad ca­fe­te­ría, mi­tad tien­da de­co, es una de las vi­si­tas más fre­cuen­tes en Le Ma­rais.

LUBES’UOTNELFIHYVIFS Etle Ep

TEI1ÓC8RRII0CSNOE3 ml lo de be­lle­za re­na­ció ha­ce cua­tro años en ma­nos de Vic­toi­re y Ram­da­ne, crea­do­ras de Ci­re Tru­don pa­ra al­ber­gar cosmética de nue­va ge­ne­ra­ción.

MLLAAAN Dn­ji­rei

IMGDEAARIAMINSAEO A Aki es­tá de­trás de es­ta fir­ma don­de po­drás ha­cer­te con me­na­je tí­pi­ca­men­te fran­cés.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.