De pe­lo fino a pe­la­zo en 5 pa­sos

Los ex­per­tos han ha­bla­do: si quieres una me­le­na con vo­lu­men de­be­rás re­vi­sar tu cor­te, el co­lor y has­ta la for­ma de se­car­te el ca­be­llo.

Glamour (Spain) - - Sumario -

con­se­guir más vo­lu­men es el ca­ba­llo de ba­ta­lla de to­das las mu­je­res que tie­nen el pe­lo fino. “No hay ca­be­llo sin mo­vi­mien­to”, ex­pli­ca Da­vid Ma­llet, es­ti­lis­ta de Sha­ron Sto­ne, Na­ta­lie Port­man o Ka­te Wins­let, en­tre otras ce­le­bri­da­des. Y aña­de: “Es esen­cial do­tar al pe­lo de mo­vi­mien­to, elas­ti­ci­dad y per­so­na­li­dad”. ¿ El pri­mer pa­so pa­ra con­se­guir­lo? To­ma no­ta, por­que no es fá­cil. El es­ti­lis­ta ase­gu­ra que hay que la­var­se el pe­lo un día a la se­ma­na. “Cuan­do lo ha­ce­mos con de­ma­sia­da fre­cuen­cia; en lu­gar de cui­dar­lo, lo es­tro­pea­mos y da­ña­mos el cue­ro ca­be­llu­do”, ase­gu­ra Ma­llet.

Co­lor + cor­te. No es un mi­to: un buen cor­te de pe­lo es la me­jor for­ma de con­se­guir un ca­be­llo con vo­lu­men y mo­vi­mien­to. ¿Ca­da cuán­to tiem­po de­be­mos sa­near nues­tra me­le­na? Da­vid Ma­llet acon­se­ja “cor­tár­se­lo ca­da tres me­ses. Eso sí, cuan­do lo ha­ga­mos de­be­mos cor­tar­lo de ver­dad”. Así que ol­ví­da­te de pe­dir que te sa­neen las pun­tas. “Cuan­to más pe­sa nues­tra me­le­na, más tien­de a aplas­tar­se al cue­ro ca­be­llu­do.” La co­lo­ra­ción ade­cua­da tam­bién apor­ta­rá una sen­sa­ción vi­sual de ma­yor mo­vi­mien­to. Omar El Ghar­bawy, di­rec­tor téc­ni­co en Mai­son Eduar­do San­chez, aña­de: “No re­co­mien­do los tonos de­ma­sia­do uni­for­mes, por­que son pla­nos. Es me­jor de­can­tar­se por co­lo­ra­cio­nes más mo­der­nas co­mo el con­tou­ring, las me­chas ti­ge­re­ye o baby­lights... Y apli­car­las en cortes es­ca­la­dos”.

Adiós a las me­chas tra­di­cio­na­les: bien­ve­ni­das ba­la­ya­ge.

“Las clá­si­cas me­chas con pa­pel de pla­ta son las más agre­si­vas pa­ra el ca­be­llo fino. Si no que­re­mos re­nun­ciar al ru­bio, es muy re­co­men­da­ble la téc­ni­ca ba­la­ya­ge. El tiem­po de ex­po­si­ción es más re­du­ci­do, por lo que es mu­cho me­nos da­ñino pa­ra el pe­lo”, se­ña­la Omar El Ghar­bawy. Ade­más, si so­lo que­re­mos cu­brir par­cial­men­te las ca­nas, “po­de­mos apos­tar por al­gún re­fle­jo he­cho con un tin­te de­li­ca­do o por un ba­ño de co­lor que ofre­ce has­ta un 80 por cien­to de co­ber­tu­ra”.

Má­xi­mo ca­lor, mí­ni­ma potencia.

El secado es un pa­so sus­tan­cial pa­ra con­se­guir el vo­lu­men desea­do. Ade­más, al con­tra­rio de lo que mu­chos pien­san, “no es­tro­pea el pe­lo, la úni­ca di­fe­ren­cia en­tre uti­li­zar o no el se­ca­dor es el efec­to de pei­na­do que desee­mos con­se­guir”, ex­pli­ca el es­ti­lis­ta Da­vid Ma­llet. Por su par­te, el di­rec­tor téc­ni­co de Mai­son Eduar­do San­chez se­ña­la la im­por­tan­cia de la téc­ni­ca del secado: “En el ca­so del ca­be­llo fino, mi truco es em­pe­zar por los me­dios y pun­tas, de arri­ba aba­jo, ayu­dán­do­me con los de­dos co­mo si fue­ran un pei­ne.” La di­rec­ción del ai­re y el ca­lor ayu­da a se­llar y abri­llan­tar la cu­tí­cu­la del pe­lo, que es­tá he­cha de es­ca­mas. Por eso es tan im­por­tan­te res­pe­tar la di­rec­ción. “Pa­ra ter­mi­nar, bo­ca aba­jo, des­pe­ga las raí­ces con la ayu­da de los de­dos o con un pei­ne de púas an­chas”, aña­de Omar El Ghar­bawy.

Re­cu­pe­ra el di­fu­sor de los 80.

Sí, ese apa­ra­to que acom­pa­ña al se­ca­dor y que so­le­mos aban­do­nar en el to­ca­dor. ¿Có­mo uti­li­zar­lo? Omar nos da las cla­ves: “In­cli­na un po­co la ca­be­za ha­cia los la­dos y, usan­do el di­fu­sor co­mo si fue­ra la pro­pia mano, va­mos arru­gan­do el ca­be­llo des­de las pun­tas has­ta las raí­ces”.

Di­rec­ción: a con­tra­co­rrien­te.

El sen­ti­do en el que desa­rro­lle­mos el secado es esen­cial pa­ra lo­grar el efec­to desea­do y no el con­tra­rio. El es­ti­lis­ta Omar re­co­mien­da se­car el ca­be­llo en la di­rec­ción opues­ta a su caí­da na­tu­ral: “Tan­to de un la­do pa­ra otro co­mo de atrás ha­cia de­lan­te”. De es­ta for­ma, cuan­do vol­va­mos a pei­nar­lo, “no­ta­re­mos una fa­vo­re­ce­do­ra sen­sa­ción de vo­lu­men”, con­clu­ye el es­ti­lis­ta.

SE­CA EL PELLO EL EN SEN­TI­DO OPUES­TO A LA CAÍ­DA NA­TU­RAL

¡Sube vo­lu­men! Spray re­pa­ra­dor de Ke­ra­ti­na Ses­ka­vel, de Ses­der­ma (16,95 €). Full Dry Vo­lu­me Blast, de Li­ving Proof (29 €). Spray tex­tu­ri­zan­te Be­droom.hair, de Ke­vin Murphy (25,30 €). Agua tex­tu­ri­za­do­ra Eau de Va­gues de la ga­ma Au­ra Bo­ta­ni­ca, de...

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.