Los nue­vos usos del bo­tox MÁS ALLÁ DE LA ARRUGA Ce­lu­li­tis

MICROARRUGAS. “Hay apli­ca­cio­nes del bo­tox, co­mo la téc­ni­ca Bo­tox bel, que com­ple­men­tan su uso tra­di­cio­nal”, ex­pli­ca la dra. Mar Mi­ra, de Mi­ra+cue­to. Se tra­ta de las mi­cro­do­sis: “Al di­luir más el bo­tox puedes tra­tar zo­nas más de­li­ca­das, co­mo la del pár­pa­do

Glamour (Spain) - - BELLEZA -

La úl­ti­ma re­vo­lu­ción en el tra­ta­mien­to de la ce­lu­li­tis con­sis­te en com­bi­nar ra­dio­fre­cuen­cia y on­das de cho­que “Es­te tra­ta­mien­to tra­ba­ja en las acús­ti­cas. ca­pas más pro­fun­das, donde se en­cuen­tran los nó­du­los gra­sos de ce­lu­li­tis, pe­ro tam­bién tra­ta los te­ji­dos ad­ya­cen­tes y su­per­fi­cia­les pa­ra res­tau­rar su fir­me­za y la cir­cu­la­ción san­guí­nea y lin­fá­ti­ca”, ex­pli­ca My­riam Yé­be­nes, del Ins­ti­tu­to de Belleza y Me­di­ci­na Es­té­ti­ca Ma­ri­bel Yé­be­nes. La ra­dio­fre­cuen­cia caFir­me­za y elas­ti­ci­dad. lien­ta la zo­na pa­ra ge­ne­rar las lla­ma­das heat shock proteins, “que com­pac­tan las fi­bras de co­lá­geno y elas­ti­na pa­ra un efecto lif­ting . La der­mis se es­truc­tu­ra y se vuel­ve más elás­ti­ca y fir­me”. “Las on­das de Dre­nar y eli­mi­nar la gra­sa. cho­que se trans­mi­ten me­dian­te vi­bra­cio­nes des­de el ca­be­zal del dis­po­si­ti­vo pa­san­do por to­das las ca­pas de la piel has­ta lle­gar a la ce­lu­li­tis, donde rom­pen par­cial­men­te los nó­du­los de gra­sa. Ade­más, ac­ti­van la cir­cu­la­ción y dre­na­je de la zo­na y au­men­tan el rit­mo del me­ta­bo­lis­mo, fa­vo­re­cien­do la eli­mi­na­ción de las gra­sas acu­mu­la­das”, apun­ta la experta. Pre­cio: 1.600 €/10 se­sio­nes.

AC­TI­VA LAS HEAT SHOCK PROTEINS

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.