HOT TOPIC Un más­ter pa­ra ser fe­liz

¿Te apun­ta­rías a uno? Tran­qui­la, exis­te, tie­ne mu­cho éxi­to y se im­par­te en la Uni­ver­si­dad de Ya­le.

Glamour (Spain) - - Con­tents - Tex­to: Ele­na Man­da­cen

uan­do a Lau­rie San­tos, psi­có­lo­ga de 42 años, le pro­pu­sie­ron dar un cur­so so­bre có­mo ser fe­liz nun­ca se ima­gi­nó que una sa­la de la Uni­ver­si­dad de Ya­le se le que­da­ría pe­que­ña. Y es que, con­tra to­do pro­nós­ti­co, su char­la se ha con­ver­ti­do en la más so­li­ci­ta­da en to­da la historia de es­ta pres­ti­gio­sa ins­ti­tu­ción, has­ta el punto de que hu­bo que bus­car un lu­gar más gran­de pa­ra que en­tra­sen to­das las per­so­nas que desea­ban es­cu­char sus con­se­jos. Y te pre­gun­ta­rás qué tie­ne es­te cur­so que no ten­gan los de­más, por qué de re­pen­te al­go tan bá­si­co co­mo es la ne­ce­si­dad de ser fe­liz al­can­za es­tos ín­di­ces de po­pu­la­ri­dad.

Prac­ti­can­do se apren­de. El éxi­to es­tá en que Lau­rie no lle­na la cabeza de sus alum­nos con ci­fras y es­tu­dios, sino que va al grano. San­tos abor­da la fe­li­ci­dad no des­de un punto de vis­ta ro­mán­ti­co o naíf co­mo es­ta­mos acos­tum­bra­dos a ver en las pe­lí­cu­las. Pa­ra ella, la fe­li­ci­dad va mu­cho más allá de fra­ses he­chas, men­sa­jes con co­ra­zo­nes o ta­zas de desa­yuno con tips de au­to­ayu­da (¿de ver­dad hay gen­te que se lo cree?). So­lo tie­nes que ver al­gu­nas de sus char­las TED pa­ra dar­te cuen­ta de ello. “La psi­có­lo­ga Son­ja Lyu­bo­mirsky com­pa­ra ser fe­liz con apren­der a to­car el vio­lín o con­ver­tir­se en una es­tre­lla de fútbol”, ex­pli­ca San­tos. “No es al­go que sim­ple­men­te pue­das ha­cer, tie­nes que prac­ti­car pa­ra ser ca­da vez me­jor.”

Re­pro­gra­mar tus há­bi­tos.

Pa­ra en­ten­der­nos: lo que San­tos les enseña a sus alum­nos es a “hac­kear­se”, es de­cir, a re­pro­gra­mar sus há­bi­tos pa­ra que sean más felices y sa­lu­da­bles. Tam­bién les ha­ce ver lo im­por­tan­te y ne­ce­sa­rio que es dar las gracias. De he­cho, una de las ta­reas que les pi­de a sus alum­nos es que ca­da día es­cri­ban en una lis­ta aque­llas co­sas por las que de­ben sen­tir­se agra­de­ci­dos. “Quie­ro que se cen­tren en los as­pec­tos po­si­ti­vos de su vi­da en lu­gar de los ne­ga­ti­vos y que au­men­ten la au­to­es­ti­ma, la alegría, la tran­qui­li­dad y, en con­se­cuen­cia, con­tri­bu­yan a ser más felices.”

Desa­rro­lla tu talento. Tal y co­mo ocu­rre en la es­tu­pen­da se­rie La ma­ra­vi­llo­sa Se­ño­ra Mai­sel (que en Es­pa­ña emi­te Ama­zon Pri­me), otro de los con­se­jos que es­ta psi­có­lo­ga ofre­ce a sus alum­nos es que nun­ca se es­tan­quen ni de­jen a un la­do sus ga­nas de sa­lir adelante. Por­que al igual que la pro­ta­go­nis­ta, una mu­jer cu­ya vi­da co­mo es­po­sa y ma­dre da un gi­ro ines­pe­ra­do cuan­do des­cu­bre un talento des­co­no­ci­do pa­ra la co­me­dia, no hay nada me­jor que pro­bar co­sas nue­vas, rein­ven­tar­se, sa­car ese talento que qui­zá des­co­no­ces que te­nías y que te pue­de ayu­dar a lle­var una vi­da más ple­na y fe­liz. Por úl­ti­mo, y por mu­cho que nos due­la, otro de sus con­se­jos guar­da re­la­ción con el ex­ce­si­vo uso que ha­ce­mos de las re­des so­cia­les. “La sa­tis­fac­ción in­me­dia­ta y efí­me­ra que apor­tan pro­vo­ca in­fe­li­ci­dad a lar­go pla­zo.”

Una es­ce­na de la se­rie La ma­ra­vi­llo­sa Se­ño­ra Mai­sel.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.