La con­ver­sa­ción lle­ga con un cóc­tel

Las mu­je­res nos he­mos con­ver­ti­do en las rei­nas del af­ter­work y la coc­te­le­ría, nuestro ri­tual pa­ra arre­glar el mun­do; de char­las con las ami­gas, sue­ños y mez­clas per­fec­tas ha­bla­mos con Na­go­re Arre­gui, la mi­xól­ga del mo­men­to.

Glamour (Spain) - - Con­tents - Tex­to: Ge­ma Hos­pi­do. Fo­to: Tho­mas Mat­til

Son las ocho y me­dia de la tar­de, Urre­chu Ve­láz­quez (ca­lle Ve­láz­quez 150) abre sus puer­tas, to­da­vía el tiempo acom­pa­ña, y a pe­sar de que su sa­lón ro­sa es ideal pa­ra un af­ter­work con tus ami­gas, mu­chas se de­can­tan por el ma­ra­vi­llo­so jar­dín ja­po­nés del lo­cal. Fe­me­ni­na, pro­fe­sio­nal y con una son­ri­sa de al­go­dón dul­ce en su ros­tro es­pe­ra Na­go­re Ague­rri, com­pe­ti­do­ra en el Mun­dial de Coc­te­le­ría y úni­ca mu­jer del equi­po de Sch­wep­pes de maes­tros mez­cla­do­res. Ella sa­be que el pú­bli­co fe­me­nino se ha con­ver­ti­do en una au­dien­cia ju­go­sa pa­ra la coc­te­le­ría, que son las res­pon­sa­bles de la bue­na sa­lud de es­ta y que el al­cohol es un com­pa­ñe­ro per­fec­to pa­ra que la con­ver­sa­ción sur­ja. Aun­que las mu­je­res nun­ca han te­ni­do mu­chos pro­ble­mas pa­ra desaho­gar­se con sus ín­ti­mas. Char­la­mos, có­mo no, con la mi­xó­lo­ga fren­te a una de su crea­cio­nes y convertimos es­te ra­ti­to en to­da una oda al girl po­wer y a las ten­den­cias. GLA­MOUR: ¿Cuán­do co­men­zas­te en el mun­do de la coc­te­le­ría y por qué? NA­GO­RE: Ha­ce unos 12 años, por ca­sua­li­dad. En San Fermín me to­có echar una mano en el lo­cal de un amigo, por­que le ha­bían fa­lla­do unos ca­ma­re­ros, y co­mo yo te­nía va­ca­cio­nes, no pen­sa­ba ha­cer nada. Un día lle­gó un gru­po de ame­ri­ca­nos que les en­can­ta­ba to­mar Bloody Mary, y yo no sa­bía ha­cer­lo, ellos me fue­ron ex­pli­can­do có­mo pre­pa­rar­lo y les en­can­tó. Se vio que te­nía al­go de mano y po­co a po­co fui ca­da vez ha­cien­do más co­si­tas que me gus­ta­ban, y una co­sa lle­vó a la otra. GLA­MOUR: Aho­ra te has con­ver­ti­do en un re­fe­ren­te de la coc­te- le­ría en nues­tro país, Mi­xing Más­ter de Sch­wep­pes. Es­tás en un mun­do de hom­bres sien­do mu­jer, y ade­más reivin­di­cas mu­cho, em­pe­zan­do por el look, la fe­me­ni­dad. NA­GO­RE: Lo que sí te­nía cla­ro es que ge­ne­ral­men­te las dos ver­tien­tes que te en­cuen­tras en es­te mun­do es: o te lle­va la ola y ter­mi­nas po­nién­do­te los ti­ran­tes y la pa­ja­ri­ta y eres uno más; o en mi ca­so, no de­jar­te lle­var, te­nía muy cla­ro que no es so­lo una pro­fe­sión sino que es mi pa­sión y por lo tan­to de­bía ser yo, no yo en­mas­ca­ra­da. Así que voy igual den­tro que fue­ra de la ba­rra, lo mis­mo voy con una fal­da de tul que con un ves­ti­do o una fal­da de tu­bo. No es un tra­ba­jo, pa­ra mí es una pa­sión. Ob­via­men­te lo haces pa­ra ga­nar di­ne­ro por­que de al­go hay que vi­vir, pe­ro en es­te ca­so, ten­go la suer­te de que vi­vo de lo que me gus­ta. GLA­MOUR: Nos pre­sen­tas cin­co cóc­te­les, cuén­ta­nos un po­co, ¿cuál es pa­ra ti el cóc­tel per­fec­to y por qué? NA­GO­RE: Un cóc­tel per­fec­to co­mo tal no

“TE­NÍA MUY CLA­RO QUE QUE­RÍA SER YO, CON MI LOOK FE­ME­NINO”

lo veo, sino que creo que va mu­cho de­pen­dien­do del mo­men­to, la com­pa­ñía ha­ce mu­chí­si­mo. Mu­chas ve­ces a los clien­tes cuan­do se acer­can, les pre­gun­to incluso qué han co­mi­do, por­que de­pen­dien­do de lo que ten­gas an­tes en el cuer­po te pue­de sen­tar de una ma­ne­ra u otra. En­ton­ces el cóc­tel per­fec­to es aquel que te en­cuen­tra a ti en el mo­men­to jus­to. GLA­MOUR: O sea que nos re­co­mien­das que cuan­do va­ya­mos a to­mar al­go, nos acer­que­mos al bar­ten­der y le co­men­te­mos un po­co lo que que­re­mos... NA­GO­RE: Yo in­ten­to te­ner esa con­ver­sa­ción y per­so­na­li­zar den­tro de to­do lo que se pue­de el cóc­tel a ca­da clien­te, por­que creo que ca­da per­so­na tie­ne el su­yo de­pen­dien­do del mo­men­to. GLA­MOUR: ¿Có­mo es­tá la actualidad en coc­te­le­ría? ¿ Se lle­van los clá­si­cos de to­dos los tiem­pos o hay más es­pí­ri­tu in­no­va­dor? NA­GO­RE: Siem­pre hay, es co­mo en la ro­pa, unos fon­dos de armario y unos bá­si­cos, y de esos bá­si­cos par­ti­mos has­ta el in­fi­ni­to y más allá. Pe­ro, por mu­cho que el te­ma mo­ji­to lo ha­ya­mos de­ja­do atrás, es im­po­si­ble que lle­gues a una pla­ya, al desea­do beach club y no ha­ya un mo­ji­to o el clá­si­co gin­to­nic, que lo te­ne­mos siem­pre en la so­bre­me­sa y en­tra ge­nial con la bur­bu­ji­ta de la tó­ni­ca. De he­cho es co­mo en el res­to de pro­fe­sio­nes, el ar­te del pa­sa­do exis­te gracias a los clá­si­cos. Tie­ne que ha­ber un punto de par­ti­da en el que el lí­mi­te lo po­nes tú, pe­ro siem­pre se par­te de una ba­se clá­si­ca. GLA­MOUR: ¿Crees que po­de­mos ha­blar de al­gu­na ten­den­cia es­te año o ha­cia dón­de va el mun­do de la coc­te­le­ría? NA­GO­RE: Es­ta­mos si­guien­do mu­cho la ten­den­cia, que va con la co­mi­da, del te­ma healthy, de cui­dar un po­co el sa­ber de dón­de vie­ne ca­da pro­duc­to, es de­cir, es­te mo­men­to ki­ló­me­tro ce­ro, po­ner­le nom­bre y ape­lli­do a la co­mi­da y a la be­bi­da. Sa­ber quién te lo pre­pa­ra, pe­ro tam­bién sa­ber que esa per­so­na se ha preo­cu­pa­do por la pro­ve­nien­cia de los in­gre­dien­tes, cui­dar mu­cho los azú­ca­res. Creo que es lo que más es­tá marcando co­mo ten­den­cia, lo que mi­ra­mos más aho­ra mis­mo en ca­si to­dos los cam­pos.

“SE LLE­VA EL TE­MA HEALTHY,

Y SA­BER DE DÓN­DE VIE­NEN LAS CO­SAS”

Na­go­re lle­va fal­da y top de lu­na­res, de H&M; y za­pa­tos, de Aquaz­zu­rra.

ESEN­CIA ITA­LIA­NA Un cóc­tel pro­fun­da­men­te aro­má­ti­co, flo­ral y re­fres­can­te. Des­cu­bre el ro­so­lio. 4 cl. de La­rios 12 1 cl. Ita­li­cus 4 cl. de ju­go de flor de sau­co 1 cl. zu­mo de li­món 1 to­que de pi­mien­ta de la pa­siónTop up tó­ni­ca Sch­wep­pes de pi­mien­ta ro­saTwist de li­ma

TO­QUE ORIEN­TAL Na­ve­ga por los pro­fun­dos sa­bo­res y aro­mas de Ja­pón. 4 cl. Tan­que­ray N. Ten 1 cl. de Mi­rin 1,5 cl. agua de bam­bú 1 dash de ex­trac­to de jen­gi­bre y es­pi­ru­li­naTop up tó­ni­ca Sch­wep­pes de té Mat­cha

SUE­ÑO AFRU­TA­DO Experimenta la de­li­ca­de­za de las ro­sas y el me­lón. 4 cl. Bom­bay Sapp­hi­re 1 dash de esen­cia de ro­sa blan­ca 1 cl. de ju­go de me­lón de Can­tai­llou 2 cl. de zu­mo de li­maTop up tó­ni­ca Sch­wep­pes de pi­mien­ta ro­sa Twist de li­ma

BE­SOS DE Hvueel­velaa­disd­fruo­tar co­mo una ni­ña de los sa­bo­res más dul­ces. He­la­do (ca­se­ro) de Li­cor 43, na­ran­ja amar­ga y al­baha­ca Tó­ni­ca Sch­wep­pes de hi­bis­cus

BRI­TISH STY­LE En­tré­ga­te a la so­fis­ti­ca­ción in­gle­sa y a sus des­te­llos flo­ra­les. Un tra­go de tra­di­ción y de trans­gre­sión, a la par. 5 cl. de J&B 1 dash de bit­ter cí­tri­co y esen­cia de jaz­mín 5 cl. zu­mo de li­món 1 cl. de ste­via Top up de Sch­wep­pes gin­ger ale Es­pu­ma de in­fu­sión Earl Grey

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.