EL AR­TE DE CO­MER GUAY

GQ (Spain) - - GQ20 - Por Bea­triz Se­rrano

Hay po­cas co­sas más mun­da­nas que co­mer. Ha­bla­mos de co­mer en el sen­ti­do más in­sig­ni­fi­can­te de la pa­la­bra, el que ol­vi­da la par­te ra­cio­nal del ser hu­mano y nos con­vier­te en ani­ma­les de ins­tin­to. Co­mer sin pro­to­co­los ni cu­ber­te­ría de pla­ta. Co­mer por co­mer. Por un la­do es­tán los Ig­na­tius J. Reilly de la vida, que zam­pan pe­rri­tos ca­lien­tes a dos ca­rri­llos mien­tras los restos de pan caen so­bre su pe­cho. Y por otro los Han­ni­bal Lec­ter, cria­tu­ras so­bre­na­tu­ra­les que man­tie­nen la ele­gan­cia aun­que ce­nen ce­re­bro hu­mano. Pe­ro pues­tos a ele­gir un mo­de­lo de co­mer bien, nos que­da­mos con Brad Pitt. No hay una so­la pe­lí­cu­la en la que no apa­rez­ca co­mien­do. Es más, exis­ten lis­tas en in­ter­net que enu­me­ran to­do lo que ha ru­mia­do a lo lar­go de su ca­rre­ra. Ha co­mi­do más en pan­ta­lla que Gan­dol­fi­ni fue­ra de ella. Y pe­se al sin­fín de teo­rías so­bre la fi­ja­ción oral del ac­tor, la ex­pli­ca­ción es más sen­ci­lla: Brad Pitt es el tío más guay del mun­do co­mien­do. So­lo él es ca­paz de lle­var­se tro­zos de co­sas ran­dom a la bo­ca sin per­der sex-ap­peal.su for­ma de mor­der una man­za­na hu­bie­se he­cho a Dios plan­tear­se si echar­le del Pa­raí­so. Co­mer, ade­más, lo hu­ma­ni­za. Mi­ras la pan­ta­lla y pien­sas que es una per­so­na nor­mal, con sus vir­tu­des y sin de­fec­tos. Y sien­tes que tú tam­bién pue­des de­vo­rar una ra­ta como en En­tre­vis­ta­co­nel vam­pi­roy lle­var­te a la chi­ca sin que es­ta gri­te y te pon­ga una or­den de ale­ja­mien­to. Gra­cias, Brad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.