Co­ci­nar con lu­ces

Des­de Pren­des, en As­tu­rias, fusiona la van­guar­dia con la gas­tro­no­mía tra­di­cio­nal. Des­de 2005 Mar­cos ha in­tro­du­ci­do la van­guar­dia crea­ti­va de raí­ces as­tu­ria­nas en su ca­sa cen­te­na­ria, pe­ro tam­bién ofre­ce co­ci­na tra­di­cio­nal.

GQ (Spain) - - Salir - AN­TO­NIO IVO­RRA

Es­te ti­po de 34 años y as­pec­to in­te­lec­tual de­jó en se­gun­do cur­so los es­tu­dios de Pe­rio­dis­mo en Ma­drid y re­con­vir­tió su ca­rre­ra: en 1999 se for­mó a la ve­ra de su pa­dre –Pe­dro Mo­rán, quien en 1975 to­mó las rien­das de la bella ca­so­na fa­mi­liar ro­dea­da de ver­des praos en Pren­des–, que le in­tro­du­jo en los fo­go­nes pun­te­ros del país. Des­pués tu­vo otros maes­tros en Ca L'isi­dre, Ar­zak, elbu­lli y Can Ro­ca –"Joan fue mi primer ído­lo gas­tro­nó­mi­co"–, y en 2005, coin­ci­dien­do con la es­pec­ta­cu­lar re­for­ma del res­tau­ran­te fa­mi­liar, su pa­dre (una es­tre­lla Mi­che­lin en 1986) le ce­dió el man­do. Des­de en­ton­ces, co­man­da la co­ci­na crea­ti­va. "Mi me­jor clien­te y cen­sor es mi pa­dre. El pri­me­ro que prue­ba to­do lo nue­vo es él. En Ca­sa Gerardo hay dos ca­be­zas y cua­tro ma­nos". Una bo­ni­ta ma­ne­ra de re­su­mir el equi­li­brio cu­li­na­rio de su res­tau­ran­te. En 2012 dio el sal­to a Lon­dres con su His­pa­nia en Lombard Street. Tam­bién es­tá en el com­ple­jo Pla­tea de Ma­drid. Ca­sa­do y pa­dre de un ni­ño, sus otras dos pa­sio­nes son el ci­ne y la ra­dio.

EN EQUI­LI­BRIO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.