PLA­NE­TA POP

Pa­sen… y es­cu­chen: así sue­nan las mar­cas.

GQ (Spain) - - Sumario -

Pien­sa en el co­mien­zo de cual­quier pe­lí­cu­la de la Me­tro Goldwyn Mayer. ¿Qué es lo que re­cuer­das? Dos co­sas: el me­le­nu­do león que apa­re­cía en la pan­ta­lla de tu te­le­vi­sor y su po­ten­te ru­gi­do. ¿Sa­bías que ese ru­gi­do, sin du­da el más fa­mo­so de la his­to­ria –con per­mi­so de Tar­zán y su gri­to–, es­tá re­gis­tra­do como mar­ca so­no­ra? Pues sí, es po­co co­no­ci­do, pe­ro al igual que se re­gis­tra un nom­bre o un lo­go , las fir­mas tam­bién pue­den re­gis­trar so­ni­dos, de he­cho en la OAMI, la Ofi­ci­na de Ar­mo­ni­za­ción del Mer­ca­do In­te­rior, el or­ga­nis­mo don­de se pro­te­ge la pro­pie­dad in­te­lec­tual en Eu­ro­pa, hay 221 mar­cas so­no­ras re­gis­tra­das: so­ni­dos pro­pia­men­te di­chos, es­ló­ga­nes pu­bli­ci­ta­rios, jin­gles … En es­te ar­chi­vo que sue­na tan bien hay to­do ti­po de em­pre­sas: Fiat, por ejem­plo, tie­ne re­gis­tra­do el so­ni­do del mo­tor de sus co­ches (rui­di­to de mo­tor que lue­go co­mer­cia­li­za en vi­deo­jue­gos); Ha­ri­bo, su fa­mo­so jin­gle; Mcdo­nald's, el es­lo­gan de I'm lo­ving it; Mi­cro­soft, el so­ni­do de aper­tu­ra de su sis­te­ma; Pes­ca­no­va lo hi­zo tam­bién con su famosa cam­pa­ña pu­bli­ci­ta­ria que se­gu­ro re­cor­da­rás: "Pes­ca­no­va, lo bueno, sa­le bien"…

A di­fe­ren­cia de lo que ocu­rre­con­las­pa­ten­tes,que du­ran20añosy­des­pués­ca­du­can,pa­san­do a ser de do­mi­nio pú­bli­co, las mar­cas so­no­ras tie­nen una va­li­dez de diez años tras los cua­les hay que vol­ver a re­no­var­las.

¿Cuál es el pro­ce­so pa­ra re­gis­trar­las? Se pre­sen­ta una ins­tan­cia a la ofi­ci­na per­ti­nen­te, en nues­tro país se­ría la Ofi­ci­na Es­pa­ño­la de Pa­ten­tes y Mar­cas, OEPM, ad­jun­tan­do la re­pre­sen­ta­ción grá­fi­ca del so­ni­do bien con una par­ti­tu­ra o con un fi­che­ro di­gi­tal. No to­das las ofi­ci­nas acep­tan el re­gis­tro de mar­cas so­no­ras, en nues­tro ca­so, la es­pa­ño­la sí. Lo que no exis­te es un or­ga­nis­mo que re­gis­tre las mar­cas a ni­vel mun­dial, aun­que sí los hay que dan

pro­tec­ción pa­ra dis­tin­tos ám­bi­tos, como la ofi­ci­na eu­ro­pea que cu­bre 28 es­ta­dos.

La mar­ca so­no­ra no pue­de re­gis­trar­se en abs­trac­to sino que de­be vin­cu­lar­se a un sec­tor de ac­ti­vi­dad: "La le­gis­la­ción con­tem­pla 45 cla­ses. Sam­sung, por ejem­plo, vin­cu­ló su mar­ca so­no­ra a la ca­te­go­ría de te­le­fo­nía mó­vil. Mcdo­nald's a la de res­tau­ra­ción", ex­pli­ca Al­ber­to Ra­ba­dán, de Pons Pa­ten­tes y Mar­cas. ¿Cos­te de re­gis­trar una mar­ca? El pre­cio pue­de va­riar, pe­ro ron­da los 450 eu­ros. Las ta­sas son igua­les pa­ra una mar­ca de­no­mi­na­ti­va, fi­gu­ra­ti­va o so­no­ra.

Si es­tás pen­san­do si la can­cion­ci­lla que oyes cuan­do com­pras en Mer­ca­do­na es­ta­rá re­gis­tra­da, de­bes sa­ber que no. Hay al­gu­nas com­pa­ñías es­pa­ño­las que sí han he­cho re­gis­tro de mar­cas so­no­ras: "Pe­ro lo ha­bi­tual es no te­ner mar­ca so­no­ra re­gis­tra­da y lo ex­cep­cio­nal sí te­ner­la", ex­pli­can en Pons Pa­ten­tes y Mar­cas. Muy po­cas em­pre­sas del se­lec­ti­vo Ibex 35 las tie­nen, a ex­cep­ción por ejem­plo, de Rep­sol. ¿Qué otras fa­mo­sas com­pa­ñías han re­gis­tra­do so­ni­dos en Eu­ro­pa? In­tel tie­ne re­gis­tra­do el so­ni­do de su tar­je­ta grá­fi­ca; Sie­mens, Mastercard, Le­go, No­kia y Sam­sung (los so­ni­dos de ini­cio de sus te­lé­fo­nos), Yahoo!, Yba­rra, un es­lo­gan pu­bli­ci­ta­rio, etc.

Los so­ni­dos se re­gis­tran sin pro­ble­mas, pe­ro no su­ce­de lo mis­mo con los olo­res: "La úni­ca mar­ca ol­fa­ti­va re­gis­tra­da ha si­do la de olor a hier­ba re­cién cor­ta­da. La re­gis­tró una em­pre­sa de fa­bri­ca­ción de pe­lo­tas de te­nis, pe­ro ya ca­du­có su pe­rio­do de re­gis­tro. A par­tir de ese ca­so con­cre­to, la OAMI no acep­tó nin­gu­na otra mar­ca ol­fa­ti­va. A di­fe­ren­cia de las mar­cas so­no­ras, que se re­pre­sen­tan a tra­vés de pen­ta­gra­mas, por ejem­plo, es­te or­ga­nis­mo y otros a ni­vel mun­dial no con­si­de­ran que la me­ra re­la­ción de ele­men­tos de un olor sea sus­cep­ti­ble de re­gis­tro como mar­ca", acla­ran en Pons. O sea: el so­ni­do pue­de re­pre­sen­tar­se grá­fi­ca­men­te (con par­ti­tu­ra o con un ar­chi­vo di­gi­tal), pe­ro no así, de mo­men­to, el olor.

Y si te es­tás pre­gun­tan­do si el fa­mo­so jin­gle del Par­ti­do Po­pu­lar es­tá re­gis­tra­do como mar­ca so­no­ra, pues tam­po­co: "Mu­chas em­pre­sas gran­des no re­gis­tran como mar­ca so­no­ra las me­lo­días que las ca­rac­te­ri­zan, ya que a su vez es­tán pro­te­gi­das por la Ley de Pro­pie­dad In­te­lec­tual. En ese ca­so ya tie­nen pro­tec­ción y por eso no re­gis­tran como mar­ca un jin­gle", acla­ran des­de la fir­ma Pons.

RU­GI­DO PA­TEN­TA­DO

Es­te sí que era un Rey León. Se lla­ma­ba Jac­kie, y fue el se­gun­do ani­mal que em­pleó la Me­tro Goldwyn Mayer pa­ra su cor­ti­ni­lla de aper­tu­ra. En 1928, con el ci­ne so­no­ro, re­gis­tró su ru­gi­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.