To­dos quie­ren a Danny

Al­guien que ha tra­ba­ja­do con Ra­mo­nes, Doors, Iggy Pop y Eric Clap­ton me­re­ce una pe­lí­cu­la. Danny Fields ya la tie­ne (y se es­tre­na es­te mes en el Fes­ti­val SXSW).

GQ (Spain) - - Música -

El mun­do qui­zá no lo se­pa, pe­ro la his­to­ria del rock es­tá lle­na de pe­que­ños ca­pí­tu­los en los que Danny Fields desem­pe­ñó un pa­pel fun­da­men­tal. Fue él quien di­fun­dió, des­de la re­vis­ta en la que tra­ba­ja­ba en­ton­ces, la fra­se de John Len­non que ase­gu­ra­ba que los Beatles eran más fa­mo­sos que Je­su­cris­to, y que ter­mi­nó pro­vo­can­do que el gru­po de­ja­ra de ac­tuar. Jim Mo­rri­son lo abo­rre­cía, pe­ro tu­vo un idi­lio con Ni­co gra­cias a él. Leo­nard Cohen lo de­fi­nió como el otro Vir­gi­lio de Dan­te cuan­do Fields lo lle­vó al Chel­sea Ho­tel y le pre­sen­tó a sus in­qui­li­nos más bohe­mios. Con­cer­tó una ci­ta en­tre Brian Epstein y Lou Reed por­que sa­bía que al pri­me­ro le ha­bía en­can­ta­do el primer dis­co de Vel­vet Un­der­ground y con­tem­pla­ba la po­si­bi­li­dad de lle­var­los a ac­tuar a In­gla­te­rra. Y tam­bién con­si­guió que Pat­ti Smith y Dy­lan se co­no­cie­ran cuan­do ella co­men­za­ba a des­pun­tar en Nue­va York.

To­das esas anéc­do­tas y mu­chas otras más for­man par­te de Danny Says, do­cu­men­tal rea­li­za­do por Bren­dan To­ller y que se es­tre­na es­te mes en el Fes­ti­val South by South­west de Aus­tin (Te­xas). "Danny une to­dos los ele­men­tos ne­ce­sa­rios pa­ra pro­vo­car una ex­plo­sión", di­jo Iggy Pop con bas­tan­te co­no­ci­mien­to de cau­sa. Fields hi­zo que Bo­wie e Iggy se co­no­cie­ran en el Max's Kan­sas City, club en el que Danny –que es como se le co­no­ce en el ne­go­cio mu­si­cal– cam­pa­ba a sus an­chas. "El puen­te que une a los mú­si­cos y los eje­cu­ti­vos de la in­dus­tria soy yo", de­cla­ró en 1966. De­cía bien.

Tras su eta­pa como re­por­te­ro –que lo lle­vó a en­ta­blar amis­tad con la fo­tó­gra­fa Lin­da East­man– tra­ba­jó como pu­bli­cis­ta en dis­co­grá­fi­cas como Elek­tra y Atlan­tic, fue ma­na­ger de Stoo­ges y MC5, tra­ba­jó con los can­tau­to­res Judy Co­llins y Lou­don Wainw­right III, se ocu­pó de la pro­mo­ción nor­te­ame­ri­ca­na de Cream… Pe­ro si hay al­go por lo que la hu­ma­ni­dad ha de es­tar­le agra­de­ci­da al se­ñor Fields (nom­bre real, Daniel Fien­berg) y al ca­te­drá­ti­co de Har­vard que de­ci­dió ex­pul­sar­le de la fa­cul­tad de De­re­cho, es por des­cu­brir­nos a los Ra­mo­nes. Fields fue el pri­me­ro en ver al­go es­pe­cial en ellos y así se lo hi­zo sa­ber a su ami­go Lou Reed, que al es­cu­char­los di­jo: "Ha­ce que to­do el mun­do pa­rez­ca cho­rra y pe­sa­do, Pat­ti Smith y yo in­clui­dos". Su en­tu­sias­mo se mul­ti­pli­có cuan­do le en­se­ñó una fo­to del gru­po: "Es­tá to­do tan cal­cu­la­do, es en­lo­que­ci­da­men­te per­fec­to". En 1980, Ra­mo­nes gra­ba­ron la can­ción Danny says, don­de ren­dían ho­me­na­je a su des­cu­bri­dor que hoy, a sus 75 años, ase­gu­ra que no tie­ne la más mí­ni­ma in­ten­ción de ver la pe­lí­cu­la de To­ller, a pe­sar de que es­ta cuen­ta con sus ben­di­cio­nes. *¿Quie­res sa­ber más so­bre es­ta épo­ca? Pa­sa unas pá­gi­nas has­ta el por­fo­lio de Ge­rard Ma­lan­ga.

Fields co­no­ció a War­hol en la Fac­tory y am­bos eran ha­bi­tua­les en el Max's Kan­sas City. Danny Fields (aquí abajo) in­mor­ta­li­zó a sus ami­gos mú­si­cos, como Pat­ti Smith o Dee Dee Ra­mo­ne. Gra­cias a Fields, Lou Reed se hi­zo fan de Ra­mo­nes y fue va­rias ve­ces a ver­los al CBGB.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.