Có­mo ha­cer una co­me­dia in­có­mo­da en 3 có­mo­dos pa­sos:

GQ (Spain) - - Entrevista -

1. EL TE­MA Es­co­ge un asun­to que no sea có­mi­co. Nor­mal­men­te las co­me­dias se aso­cian a fe­li­ci­dad, a ro­man­ce… La co­me­dia in­có­mo­da se ins­pi­ra más bien en la en­fer­me­dad, los ac­ci­den­tes, la po­bre­za mo­ral… Al­go que, de pri­me­ras, nun­ca se­ría una co­me­dia.

2. HU­MI­LLA­CIÓN DEL PRO­TA­GO­NIS­TA Cuan­to más se hu­mi­lle al pro­ta­go­nis­ta, más se di­ver­ti­rá el pú­bli­co. Y de­be in­cluir que le ha­gan la co­bra, que es la má­xi­ma hu­mi­lla­ción pa­ra un pro­ta­go­nis­ta.

3. LA ME­DIO­CRI­DAD DE­BE TRIUN­FAR El pro­ta­go­nis­ta, que se­gu­ra­men­te es más in­te­li­gen­te y más no­ble que su ri­val (que, ne­ce­sa­ria­men­te, es más ton­to), de­be ser su­pe­ra­do por un ti­po me­dio­cre. La me­dio­cri­dad im­pe­ra y triunfa.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.