E spec­tros

GQ (Spain) - - Firmas - gam­be­teo por Montero Glez - NO­VE­LIS­TA Y ES­CRI­TOR

Un gol fan­tas­ma es un gol que no se ha pro­du­ci­do. Aun­que lo re­fle­jen los mar­ca­do­res del es­ta­dio, el gol fan­tas­ma so­lo exis­te en la me­mo­ria de quien lo re­cuer­da en be­ne­fi­cio pro­pio. Como ejem­plo his­tó­ri­co de gol fan­tas­ma te­ne­mos el apun­ta­do por Geoff Hurst, de­lan­te­ro in­glés que con­si­guió mar­car sin que el ba­lón cru­za­se la por­te­ría. Ocu­rrió en el vie­jo es­ta­dio de Wem­bley, en la fi­nal de la Co­pa Mun­dial de Fút­bol que dispu­taron In­gla­te­rra y Ale­ma­nia en 1966.

Ocu­rrió en la pró­rro­ga. Hay que ha­cer­se el cua­dro pues ha­bían que­da­do em­pa­ta­dos a dos go­les en el se­gun­do tiem­po. El en­cuen­tro es­ta­ba muy re­ñi­do y el su­dor bri­lla­ba en los ros­tros de los ju­ga­do­res. Allí es­ta­ba una de las me­jo­res se­lec­cio­nes de la his­to­ria de In­gla­te­rra, país an­fi­trión y po­see­dor de la pa­ten­te del de­por­te rey, con Bobby Moo­re de ca­pi­tán, el mis­mo que ac­tua­ría des­pués en Eva­sión o vic­to­ria, la pe­li futbolera de John Hus­ton. Por el otro la­do, la se­lec­ción ale­ma­na no se an­da­ba cor­ta: en­tre sus fi­las con­ta­ba con un jo­ven­ci­llo Bec­ken­bauer en el cen­tro del cam­po y en la de­lan­te­ra con el go­lea­dor Uwe See­ler jun­to a Hel­mut Ha­ller, aquel fut­bo­lis­ta ru­bia­jo y co­lo­ra­do­te que mar­ca­ría el primer tan­to del en­cuen­tro. No du­ra­ría mu­cho la he­ge­mo­nía de Ale­ma­nia en el te­rreno de jue­go, pues Geoff Hurst, má­xi­mo pro­ta­go­nis­ta del en­cuen­tro, mar­ca­ría el em­pa­te y tam­bién el rit­mo del par­ti­do.

SO­LO EN LA VER­SIÓN TA­BLET ECHA UN VIS­TA­ZO AL VÍ­DEO

DEL GOL FAN­TAS­MA

Hurst le cla­vó tres chi­cha­rro­sa los ger­ma­nos (fan­tas­ma in­clui­do) y es aun el úni­co fut­bo­lis­ta que ha me­ti­do un hat-tric­ken una fi­nal de Mun­dial.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.