Al pan, pan

¿Cuán­to tie­nes de pa­na­rra? GQ te ayu­da con al­gu­nas ex­pli­ca­cio­nes clave con mi­ga.

GQ (Spain) - - Gourmet Gq Paladar -

El si­glo XX asis­tió al pro­gre­si­vo aban­dono del pan en la me­sa. Per­dió im­por­tan­cia como sus­ten­to dia­rio. A ma­yor ren­ta per cá­pi­ta, ma­yor con­su­mo de car­ne y me­nor de pan. El cul­to al cuer­po de­cla­ró tam­bién la gue­rra a los hi­dra­tos. Los 80 vie­ron re­na­cer el apre­cio por las hombreras, el pe­lo car­da­do… y el buen pan. Es­ta ten­den­cia em­pe­zó en EE UU y aca­bó lle­gan­do a Eu­ro­pa, don­de la gen­te em­pe­za­ba a año­rar el ar­te de las taho­nas y obra­do­res de an­ta­ño. El ins­tin­to de ca­za­dor-re­co­lec­tor per­vi­ve, y aun­que el hom­bre ya no vuel­va a ca­sa con una bro­che­ta de ma­mut so­bre los hom­bros, sí es­tá a su al­can­ce apa­re­cer los do­min­gos con el pe­rió­di­co y un buen pan ba­jo el bra­zo. Pe­ro, ¿có­mo re­co­no­cer­lo?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.