GT y sa­ca­cor­chos

GQ (Spain) - - Motor -

El cir­cui­to de La­gu­na Se­ca es un tra­za­do rá­pi­do y exi­gen­te, con con­ti­nuas subidas y ba­ja­das, cur­vas cie­gas –la pri­me­ra se to­ma a ca­si 200 km/h– y, có­mo no, el fa­mo­so sa­ca­cor­chos. To­do un desafío pa­ra cual­quier co­che de ca­lle, por mu­cho pe­di­grí que de­fien­da, y una ex­ce­len­te opor­tu­ni­dad pa­ra bus­car sus lí­mi­tes. So­bre to­do, si lle­vas como lie­bre a una le­yen­da del DTM como Bernd Sch­nei­der. En las diez vuel­tas que di­mos a de­güe­llo si­guien­do su es­te­la des­cu­bri­mos, en primer lu­gar, que el Mer­ce­des-amg GT es un de­por­ti­vo que en­tre­ga el par de ma­ne­ra muy li­neal des­de abajo, por lo que nun­ca tie­nes la sen­sa­ción de que­dar­te sin po­ten­cia o de ir a per­der el tren tra­se­ro –sal­vo que lle­ves pues­to el mo­do Ra­ce y ace­le­res con mu­cha brus­que­dad–. En se­gun­do lu­gar, com­pro­ba­mos la no­ble­za de com­por­ta­mien­to de su bas­ti­dor que, su­ma­do a una elec­tró­ni­ca muy bien ajus­ta­da, per­do­na ca­si cual­quier error de pi­lo­ta­je –men­ción apar­te a las tra­ba­ja­dí­si­mas sus­pen­sio­nes con con­trol elec­tró­ni­co–. Tam­bién la efi­ca­cia de los dis­cos car­bo­ce­rá­mi­cos, con los que se pue­de fre­nar tar­diii­si­mo,o la ra­pi­dez del cam­bio. Es uno de esos vehícu­los con los que siem­pre te pa­re­ce que po­drías ir más rá­pi­do, de los que te ha­cen pa­re­cer me­jor pi­lo­to de lo que eres. De los que ofre­cen di­ver­sión sin exi­gir las ma­nos de Ayr­ton Sen­na.

Po­ne­mos a prue­ba el Mer­ce­des-amg GT en uno de los cir­cui­tos más be­llos y exi­gen­tes del mun­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.