PO­DE­RO­SO CA­BA­LLE­RO…

GQ (Spain) - - Not Personal, Just Business -

"No, mi fa­mi­lia no se en­fa­da cuan­do ha­go do­na­cio­nes mi­llo­na­rias [ri­sas]. Ellos sa­ben que es­ta­rán pro­te­gi­dos en el fu­tu­ro, al igual que lo es­ta­rán las ne­ce­si­da­des de las si­guien­tes ge­ne­ra­cio­nes. Lo que sí les preo­cu­pa es que de­di­que de­ma­sia­do tiem­po al tra­ba­jo y es­té po­co con ellos. Por­que lo úni­co im­pres­cin­di­ble en es­ta vida es el amor". La cues­tión vie­ne a cuen­to por­que Driehaus, se­gún su pro­pio equi­po, lle­va más de 100 mi­llo­nes de dó­la­res do­na­dos a pro­yec­tos con tras­fon­do cul­tu­ral o so­cial. Por ejem­plo: 4 mi­llo­nes anua­les son des­ti­na­dos a be­cas y pro­yec­tos de res­tau­ra­ción del pa­tri­mo­nio ar­tís­ti­co (en­tre los que se en­cuen­tra el pre­mio es­pa­ñol que nos ocu­pa). De igual mo­do, con otra de sus or­ga­ni­za­cio­nes, la Ri­chard H. Driehaus Cha­ri­ta­ble Lead Trust, con­tri­bu­ye con múl­ti­ples pla­nes de ayu­da a los más ne­ce­si­ta­dos de su co­mu­ni­dad. Le­jos de de­te­ner­se ahí, ha le­van­ta­do el Driehaus Mu­seum de Chica­go (con­sa­gra­do a las ar­tes de­co­ra­ti­vas) y has­ta una fa­cul­tad de ar­qui­tec­tu­ra. En Es­pa­ña cuen­ta con el apo­yo y la amis­tad de los miem­bros de la Real Aca­de­mia de Be­llas Ar­tes de San Fer­nan­do y, cuan­do nos vi­si­ta, es la mis­mí­si­ma ba­ro­ne­sa Thys­sen quien or­ga­ni­za en su re­si­den­cia la ce­na de bien­ve­ni­da. Me­ce­nas, pro­tec­tor, be­ne­fac­tor… Es­tá cla­ro que mis­ter­driehaus no tie­ne la más mí­ni­ma in­ten­ción de pa­sar de lar­go, como hi­cie­ra mis­ter Mars­hall (ben­di­to seas tú Luis Gar­cía Ber­lan­ga).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.