vis­to y no vis­to

Por Vi­cen­te Ga­llart –

GQ (Spain) - - Noticias - PE­RIO­DIS­TA DE MO­DA

OB­SE­SIÓN GE­NE­RA­LI­ZA­DA. Es lo que hay en torno a las ce­le­bri­ties en la ac­tua­li­dad; y la mo­da no es aje­na a ella. Al con­tra­rio. Úl­ti­ma­men­te pa­re­ce que so­lo se con­si­guen top­se­llers (lo que en el ci­ne se lla­man block­bus­ters) si se con­tra­ta a un fa­mo­so al fren­te de la cam­pa­ña de pu­bli­ci­dad o de la co­lec­ción cáp­su­la de turno. El úl­ti­mo ejem­plo que in­va­dió, li­te­ral­men­te, las re­des so­cia­les y que con­si­guió lo que se de­no­mi­na "rom­per in­ter­net" ha si­do el de Kan­ye West. Du­ran­te la úl­ti­ma edi­ción de la Fas­hion Week neo­yor­qui­na pre­sen­tó su co­la­bo­ra­ción con la fir­ma Adi­das a tra­vés de una per­for­man­ce con mo­de­los que re­cor­da­ban a los re­pli­can­tes del fil­me Bla­de Run­ner y la res­pues­ta me­diá­ti­ca fue apa­bu­llan­te. Sin em­bar­go… ¿fue la co­lec­ción en sí mis­ma des­ta­ca­ble? Si aca­so se­rían re­co­men­da­bles sus nue­vas za­pa­ti­llas Yeezy Boost por su per­so­nal y ele­gan­te di­se­ño. Re­cor­de­mos que ya el pa­sa­do año, el ra­pe­ro, es­pe­cia­li­za­do en ro­bar pro­ta­go­nis­mo fren­te al mi­cro du­ran­te las ga­las de en­tre­ga de pre­mios, reali­zó una co­lec­ción cáp­su­la pa­ra la fir­ma fran­ce­sa A.P.C. que se ven­dió on-li­ne en un sus­pi­ro a unos pre­cios no muy ase­qui­bles. Es­te he­cho con­fir­mó una vez más que na­da ven­de me­jor en la ac­tua­li­dad que una ce­le­brity . ¿A quién le im­por­ta el nom­bre de una nue­va si­lue­ta, de un nue­vo te­ji­do o de un nue­vo es­tam­pa­do? A una mi­no­ría, por­que el gran pú­bli­co pre­fie­re ele­gir la op­ción de ves­tir­se co­mo Kan­ye West. Por eso la gran in­ver­sión de las gran­des em­pre­sas va a pa­rar a los bol­si­llos de los fa­mo­sos y no al apo­yo de jó­ve­nes ta­len­tos del di­se­ño que sí lo ne­ce­si­tan ver­da­de­ra­men­te y que son el au­tén­ti­co fu­tu­ro de la mo­da. El in­tru­sis­mo ce­leb per­mi­te ac­ce­si­bi­li­dad a las re­des so­cia­les las 24 ho­ras de los sie­te días de la se­ma­na y es­to es lo que al fi­nal in­tere­sa. ¿Aun­que la fal­ta de ta­len­to en él sea más que evi­den­te? Por su­pues­to. Let's ma­ke lots of mo­ney, co­mo de­cían los Pet Shop Boys en los años 80. Lo de­más es se­cun­da­rio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.