No por co­rrer más se lle­ga más le­jos

GQ (Spain) - - GQ Zoom -

Se­gu­ra­men­te seas de los que tie­nen la sen­sa­ción de que ne­ce­si­tan días de 48 ho­ras y se­ma­nas de 14 días pa­ra ha­cer to­do lo que quie­ren ha­cer. Que siem­pre vas a la ca­rre­ra y el es­trés es tu es­ta­do emo­cio­nal de ba­se. Pá­ra­te y pien­sa: ¿es eso así o en reali­dad es que no es­toy pla­ni­fi­can­do bien mis ho­ra­rios? Juan Fe­rrer, con­sul­tor es­pe­cia­li­za­do en la ges­tión del cam­bio en or­ga­ni­za­cio­nes y au­tor de in­tere­san­tes mo­no­grá­fi­cos co­mo Ges­tión del cam­bio (LID Edi­to­rial), ha­bla en su blog por ejem­plo, de ma­los há­bi­tos en la or­ga­ni­za­ción de ho­ra­rios y es­ta­ble­ce má­xi­mas co­mo que "cuan­to más tra­ba­jas, me­nos efec­ti­vo y pro­duc­ti­vo lle­gas a ser, tan­to en el cor­to co­mo en el lar­go pla­zo" o que "una ta­rea re­quie­re un tiem­po ma­yor cuan­tas más ve­ces la in­te­rrum­pi­mos". Ver­da­des co­mo pu­ños que to­dos acep­ta­mos y a las que ra­ra­men­te bus­ca­mos so­lu­ción. En su blog (juan­fe­rrer.es/blog),ba­jo el in­tere­san­te tí­tu­lo de So­lu­cio­nes a los ma­los há­bi­tos en la ges­tión del tiem­po,juan Fe­rrer re­ve­la seis de los prin­ci­pa­les erro­res que se sue­len co­me­ter y que ha­cen mal­gas­tar tiem­po y es­fuer­zos: (1) Pos­po­ner lo com­ple­jo. Es una ac­ti­tud que nos lle­va­rá a agra­var la com­ple­ji­dad del asun­to con las pri­sas y la ma­la con­cien­cia por pos­ter­gar su abor­da­je. (2) Tra­ba­jar en tres di­men­sio­nes. Al­ma­ce­nar en nues­tra ca­be­za es po­co pro­duc­ti­vo. El ce­re­bro es­tá pa­ra crear y re­sol­ver, no es fi­che­ro de ta­reas. (3) Tra­ba­jar en lo ur­gen­te. Apa­gar fue­gos de­la­ta que hay un pi­ró­ma­no­que nos com­pli­ca la vi­da y que so­le­mos ser no­so­tros mis­mos con una ma­la planificación. (4) Cal­cu­lar mal el tiem­po de eje­cu­ción. So­le­mos sub­es­ti­mar el tiem­po que nos lle­va­rá ca­da obli­ga­ción. Esa gran es­ti­ma en nues­tras ca­pa­ci­da­des nos crea­rá es­trés y frus­tra­ción. (5) No te­ner un mo­men­to asig­na­do del día pa­ra ca­da ta­rea. Planificación es la cla­ve, te­nien­do en cuen­ta nues­tros bio­rrit­mos. Ca­da co­sa se de­be ha­cer a su de­ter­mi­na­do mo­men­to. (6) La Ley de Par­kin­son: El tra­ba­jo se ex­pan­de has­ta lle­nar el tiem­po dis­po­ni­ble pa­ra que se ter­mi­ne, así que me­jor aco­te­mos las ta­reas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.