Tus fo­tos no son bue­nas por­que tu ca­ra es­tá muy cer­ca

GQ (Spain) - - Firmas - por Nacho Pa­lou - TEC­NÓ­FI­LO ES­CÉP­TI­CO BLO­GUE­RO Y PE­RIO­DIS­TA

Si bus­cas 'au­to­rre­tra­to' en Goo­gle lo pri­me­ro y más abun­dan­te que apa­re­ce son imá­ge­nes de pin­tu­ras de se­ño­res de ha­ce unos cuan­tos años: Pi­cas­so, Rem­brandt, Leonardo (Da Vin­ci, no Dica­prio), Van Gogh, Ve­láz­quez… Apa­sio­nan­te.

En cam­bio si bus­cas 'sel­fie' la co­sa cam­bia bas­tan­te. No ne­ce­sa­ria­men­te a peor (ejem), pe­ro cam­bia. Bas­tan­te.

Así que has­ta ha­ce no tan­to pin­tar o di­bu­jar un au­to­rre­tra­to se con­si­de­ra­ba co­mo "uno de los ejer­ci­cios de aná­li­sis más pro­fun­dos que pue­de ha­cer un ar­tis­ta". En cam­bio un au­to­rre­tra­to del si­glo XXI no es una pin­tu­ra ni tam­po­co es un au­to­rre­tra­to. Es una foto de ba­ja ca­li­dad y se con­si­de­ra un ejer­ci­cio su­per­fi­cial. In­clu­so re­sul­ta creí­ble si al­guien se in­ven­ta que los sel­fies­guar­dan re­la­ción con al­gún des­or­den men­tal.

Pre­ci­sa­men­te la no­ti­cia so­bre la re­la­ción en­tre ha­cer­se sel­fies –o en­tre ha­cer­se una can­ti­dad ex­ce­si­va de sel­fies–y lo de es­tar co­mo una re­ga­de­ra re­co­rrió in­ter­net más rá­pi­do que el úl­ti­mo epi­so­dio de Jue­go­de­tro­nos.a pe­sar de que era men­ti­ra. Aque­llo fue una bro­ma de la pu­bli­ca­ción sa­tí­ri­ca Theo­nio­na par­tir de una no­ti­cia apa­re­ci­da en un me­dio fi­li­pino de hu­mor lla­ma­do Ado­bo­chro­ni­cles. Así que la no­ti­cia era de co­ña, fal­sa. O al me­nos era for­mal­men­te fal­sa en tan­to que la Aso­cia­ción Ame­ri­ca­na de Psi­quia­tría des­min­tió que ellos hu­bie­ran re­co­no­ci­do esa re­la­ción, tal y co­mo afir­ma­ba la no­ti­cia, y que en­ton­ces tal es­tu­dio no exis­tía. Pe­ro la ma­yo­ría de los me­dios no rec­ti­fi­ca­ron la no­ti­cia y to­da­vía hoy se pue­de leer tal cual.

Sin em­bar­go, hu­bo un tiem­po en in­ter­net, al­gún mo­men­to en­tre los au­to­rre­tra­tos del si­glo XVII y los sel­fies de hoy, que pu­bli­car on-li­ne fo­tos de uno mis­mo no es­ta­ba del to­do bien vis­to. En el len­gua­je pri­mi­ge­nio de in­ter­net se de­no­mi­na­ba GPOY, que se re­fie­re a "gra­tui­tous­por­trai­tof­your­self"y que vie­ne a sig­ni­fi­car que te has he­cho una foto de ti mis­mo sin ve­nir a cuen­to; sin que apor­te na­da al res­to de la hu­ma­ni­dad. "Atas­ca­do en la M-30" co­mo eu­fe­mis­mo pa­ra "mi­rad lo bien que me ha que­da­do hoy el pe­lo". De he­cho, ha­ce no mu­cho era ha­bi­tual que cuan­do subías una foto de ti mis­mo a Ins­ta­gram, o allí don­de fue­ra que la pu­bli­ca­ras, el pri­mer co­men­ta­rio que re­ci­bías era al­go tan bre­ve y es­cla­re­ce­dor co­mo "GPOY!". Que cu­rio­sa­men­te sue­na bas­tan­te pa­re­ci­do a gi­li­po­llas aun­que no lo sea. O aun­que en el fon­do lo sea pe­ro lo di­si­mu­le.

Por otro la­do es cier­to que a ve­ces un sel­fie,so­lo o acom­pa­ña­do, re­su­me en una ima­gen al­go que te es­tá su­ce­dien­do en ese mo­men­to; qué ha­ces, dón­de es­tás o con quién. Lo sin­te­ti­za tan bien que hoy es com­pli­ca­do ima­gi­nar una for­ma más efec­ti­va que la au­to­fo­to pa­ra do­cu-

"An­tes nos po­nía­mos muy le­jos.aho­ra su­ce­de to­do lo con­tra­rio. En­mu­chas­fo­tos­no­se­ve­na­da­que­no­seau­no­mis­mo"

men­tar ese ins­tan­te. Otra co­sa es que le in­tere­se a al­guien.

Pe­ro la prin­ci­pal ven­ta­ja que tie­nen los sel­fies es que ya no hay que pe­dir­le a un ex­tra­ño que te ha­ga una foto. Pa­ra mu­chos el he­cho de no te­ner que so­cia­li­zar ha­blan­do con des­co­no­ci­dos bien va­le que se acep­ten los sel­fies. In­clu­so aun­que la foto ten­ga con­se­cuen­cias so­cia­les co­mo co­men­ta­rios en una cuen­ta de Twit­ter don­de la ma­yo­ría de los se­gui­do­res son, iró­ni­ca­men­te, des­co­no­ci­dos y ex­tra­ños.

Co­lo­car­se de­ma­sia­do le­jos del su­je­to al ha­cer una foto ("pa­ra que que­pa to­do") ha si­do uno de los erro­res clá­si­cos y más co­mu­nes en fo­to­gra­fía. Aho­ra su­ce­de jus­to al con­tra­rio, que en mu­chas fo­tos no ca­be ni ape­nas se ve na­da más que no sea uno mis­mo. Los cur­sos y li­bros de fo­to­gra­fía in­clu­yen ha­bi­tual­men­te la ci­ta de Ro­bert Ca­pa di­cien­do que "si tus fo­tos no son lo su­fi­cien­te­men­te bue­nas es por­que no es­ta­bas lo su­fi­cien­te­men­te cer­ca". Si Ca­pa re­su­ci­ta­se y vie­se los ejer­ci­cios de aná­li­sis to­ma­dos a un me­tro de dis­tan­cia pro­ba­ble­men­te se re­trac­ta­ría de sus pa­la­bras. Y des­pués vol­ve­ría a mo­rir­se al me­nos un par de ve­ces más, del dis­gus­to.

Gra­cias a la mo­da sel­fie,iri­na Shayk ya no tie­ne que pe­dir­le a na­die que le sa­que una foto. Se las ha­ce ella mis­ma. ¿Y si hu­bie­se plan­ta­do a Cris­tiano Ro­nal­do por es­ta ra­zón?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.