Li­cor ca­fé

Por Ma­nuel Jabois -

GQ (Spain) - - Gq Firmas -

ele­men­tal ha­cía im­po­si­ble es­tre­llar­se en esa li­bre­ría en con­cre­to.

Una se­ma­na des­pués, du­ran­te la no­che de fies­ta me­die­val de Pon­te­ve­dra, Pi­ru em­po­tró un Mi­ni ri­dícu­lo con­tra la lu­na nue­va de la mis­ma li­bre­ría, pro­vo­can­do un es­truen­do ma­yor por­que es­ta vez ca­ye­ron las bal­das su­pe­rio­res car­ga­das de li­bros de bio­gra­fías de po­lí­ti­cos, ca­si to­dos ex, por lo que el mo­tor que­dó re­du­ci­do a una mon­ta­ña de hie­rro. Iba ves­ti­do de ca­ba­lle­ro an­dan­te con la re­ji­lla so­bre la ca­be­za y una es­pa­da de go­maes­pu­ma a la cin­tu­ra, de tal ma­ne­ra que pa­re­cía im­po­si­ble que vie­se la ca­ja de cam­bios. Lo en­con­tra­ron bal­bu­cean­do "no pue­de ser, no pue­de ser", sin en­ten­der có­mo el co­che pu­do ír­se­le en la cur­va y ter­mi­nar, si­guien­do un án­gu­lo tre­men­do, en el es­ca­pa­ra­te de la li­bre­ría que es­ta­ba en el la­do con­tra­rio. Vol­vió la mis­ma pa­re­ja de po­li­cías al lu­gar sin dar cré­di­to a lo que veía, pues aque­llo pa­re­cía una ban­da de alu­ni­ce­ros de li­bros, un dis­pa­ra­te te­nien­do en cuen­ta que la ma­yo­ría de sus com­po­nen­tes eje­cu­ta­ban la ac­ción no ya siem­pre en el mis­mo es­ta­ble­ci­mien­to, sino bo­rra­chos y dro­ga­dos, como si hu­bie­se una dis­ci­pli­na in­ter­na.

Uno sa­be có­mo em­pie­za la no­che (dis­fra­za­do de ca­ba­lle­ro me­die­val), pe­ro no có­mo aca­ba (alu­ni­zan­do… y alu­ci­nan­do).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.