Rom­pehue­sos

GQ (Spain) - - Gq Firmas -

Lo cuen­ta Mi­lon­gui­ta He­re­dia en una en­tre­vis­ta. El que fue­ra de­lan­te­ro del Ba­rça se ma­cha­ca­ba con el de­fen­sa del Ma­drid, Go­yo Be­ni­to. Era tal la ten­sión exis­ten­te en­tre am­bos ju­ga­do­res que, cuan­do se en­fren­ta­ban Bar­ce­lo­na y Real Ma­drid, se de­cía que ju­ga­ban He­re­dia con­tra Be­ni­to. "Nos pe­gá­ba­mos mu­cho –cuen­ta Mi­lon­gui­ta He­re­dia– pe­ro nun­ca nin­guno le de­cía na­da al ár­bi­tro, nun­ca pe­di­mos tar­je­tas pa­ra el otro. Nos sa­cu­día­mos, nos le­van­tá­ba­mos y a ju­gar. Den­tro de lo que nos pe­ga­mos, Be­ni­to era un se­ñor. Nun­ca ha­bla­mos en la pren­sa".

Eran ca­ba­lle­ros sin ca­ba­llo. Pa­ra qué, si las co­ces se las da­ban en­tre ellos en el te­rreno de jue­go. Du­ran­te años, el fút­bol que se ju­gó en Es­pa­ña era un fút­bol ma­cho, car­ga­do de en­tra­das vio­len­tas que rom­pían es­pi­ni­llas y ge­ni­ta­les. Un de­por­te de ries­go que se ju­ga­ba con las bo­tas car­ga­das de ra­bia ha­cia el con­tra­rio. Un cla­ro ejem­plo de es­to fue la en­tra­da de Goi­koet­xea a Ma­ra­do­na, en un en­cuen­tro de di­fí­cil ol­vi­do pa­ra el ar­gen­tino que sig­ni­fi­có su

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.