Ten­den­cias 2015

'To ra­zor or not to ra­zor'…

GQ (Spain) - - Entrevista -

Po­cas ve­ces en la his­to­ria mo­der­na ha exis­ti­do tan­ta li­ber­tad a la ho­ra de res­pon­der a es­te di­le­ma, aun­que va ga­nan­do el "no"… Es una mo­da que lle­ga del mun­do an­glo­sa­jón, pa­ra aque­llos hom­bres que sue­ñan con una bar­ba por en­ci­ma de sus po­si­bi­li­da­des. La fas­ci­na­ción por lo re­tro en­tra con fuer­za en el aseo mas­cu­lino. Si so­lo fue­ra por el pac­ka­ging, po­drías es­tar usan­do los pro­duc­tos de tu abue­lo. Y vuel­ve el bar­be­ro, ese pro­fe­sio­nal que es la na­va­ja sui­za del groo­ming: psi­có­lo­go, es­ti­lis­ta, pe­lu­que­ro y ma­sa­jis­ta en una so­la per­so­na. Los gad­gets pier­den fue­lle an­te el avan­ce del afei­ta­do –o el re­cor­te de la bar­ba– como ritual pla­cen­te­ro mas­cu­lino por ex­ce­len­cia. Es ap­to pa­ra cómicos, ac­to­res, can­tan­tes, pro­fe­sio­na­les crea­ti­vos y hips­ters en ge­ne­ral. Siem­pre y cuan­do lo lle­ves bien re­cor­ta­di­to. Es un mer­ca­do nue­vo y en al­za: los pro­duc­tos de lim­pie­za pa­ra la bar­ba. Y re­co­men­da­bles cuan­do es­ta se pa­rez­ca a la de un co­lono del le­jano oes­te. No to­das las bar­bas son una ma­ta de pe­lo im­pe­ne­tra­ble. Aun así, nun­ca vie­ne mal un pro­duc­to ca­paz de abrir­se ca­mino has­ta la piel. Si to­do lo an­te­rior no te con­ven­ce, el afei­ta­do per­fec­to es un look que ja­más se que­da an­ti­cua­do. Uti­li­za las me­jo­res he­rra­mien­tas a dia­rio y no te des­pe­lle­ja­rás la piel.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.