Dos días y una mo­chi­la

¿Adón­de irías si pu­die­ras escaparte 48 ho­ras y des­co­nec­tar de to­do? Es lo que Tim­ber­land le ha pre­gun­ta­do al ac­tor Pe­ter Vi­ves. ¿Su res­pues­ta? El Ba­jo Am­pur­dán ca­ta­lán.

GQ (Spain) - - De Firma -

Cuan­do la ru­ti­na y el día a día se te ha­cen ca­da vez más cues­ta arri­ba, la úni­ca op­ción que que­da pa­ra so­bre­lle­var­lo es cor­tar por lo sano. Y aun­que to­dos que­rría­mos de­can­tar­nos por un mes de va­ca­cio­nes, lo cier­to es que re­car­gar pi­las es tan fá­cil como pla­near una es­ca­pa­da de fin de se­ma­na a un si­tio en el que es­tés en tu sal­sa. Con es­te plan­tea­mien­to na­ce 2 Days, 1 Bag de Tim­ber­land; un pa­rén­te­sis de 48 ho­ras en el que la fir­ma pro­po­ne a sie­te em­ba­ja­do­res per­der­se en su ele­men­to con una so­la mo­chi­la. Como re­pre­sen­tan­te na­cio­nal, el ac­tor Pe­ter Vi­ves ha he­cho un hue­co en su ca­da vez más aje­trea­da agen­da pa­ra en­se­ñar­nos su lu­gar de eva­sión fa­vo­ri­to: el Am­pur­dán. Des­ac­ti­va el GPS y ti­ra los ma­pas, por­que per­der­se es un lu­jo.

Zapatillas de lo­na (90 €).

Al nor­te del ca­bo de Creus en­con­tra­mos es­te pe­que­ño pue­blo en el que el azul del Me­di­te­rrá­neo se fun­de con el verde de los oli­va­res a los pies de las mon­ta­ñas que bor­dean el mar. Pan­ta­lón car­go de co­lor bu­tano (99 €).

Ca­lles es­tre­chas, es­ca­le­ras que te ha­cen pen­sar que es­tás en un pe­que­ño pue­blo… El via­je co­mien­za en Gi­ro­na, con un pa­seo por su ba­rrio ju­dío y cru­zan­do el cen­tro de la ciu­dad ha­cia el río On­yar.

Las ca­pri­cho­sas for­mas que la ero­sión de la tra­mon­ta­na ha di­bu­ja­do en es­te par­que na­tu­ral ha­cen que via­jar li­ge­ro de equi­pa­je sea no so­lo un lu­jo, sino una ne­ce­si­dad.

Por más que co­noz­cas un si­tio, siem­pre hay al­go que des­cu­brir y la com­pa­ñía mar­ca la di­fe­ren­cia. No es lo mis­mo es­tar con tus se­res que­ri­dos que ejer­cer de guía pa­ra nuevos vi­si­tan­tes.

El ca­bo de Creus, cu­yos pai­sa­jes han ins­pi­ra­do a in­nu­me­ra­bles ar­tis­tas a tra­vés de los años, no pue­de fal­tar en es­ta es­ca­pa­da de dos días si lo que buscamos es des­co­nec­tar. Náu­ti­cos (120 €).

A tan so­lo un ki­ló­me­tro de Port de la Sel­va se en­cuen­tra Sel­va de Mar. Una jo­ya del Em­por­dà que, al con­tra­rio de su ve­ci­na Ca­da­qués, dis­fru­ta de la tran­qui­li­dad de no ser ob­je­ti­vo del tu­ris­mo de ma­sas.

POR AL­FRE­DO MU­RI­LLO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.