EL SU­PER­HOM­BRE

GQ (Spain) - - Ciencia -

Has­ta aho­ra con­se­guir que un ejér­ci­to tu­vie­ra los me­jo­res sol­da­dos era una cues­tión, so­bre to­do, de en­tre­na­mien­to. ¿Pe­ro y si fue­ra tam­bién un tra­ba­jo de la­bo­ra­to­rio? Es­te es uno de los te­rre­nos más es­ca­bro­sos del fu­tu­ro de la gue­rra. Por­que no se tra­ta de que ha­ya in­ves­ti­ga­cio­nes, que las hay, pa­ra lo­grar, por ejem­plo, me­di­ca­men­tos que com­ba­tan el jet-lag, que evi­ten que sea ne­ce­sa­rio dor­mir o que qui­ten el ham­bre sin afec­tar al ren­di­mien­to de los sol­da­dos, sino tam­bién que los me­jo­ren bio­ló­gi­ca­men­te. Tra­ba­jar con la al­te­ra­ción ge­né­ti­ca pa­ra lo­grar, sí, crear su­per­hom­bres pa­ra el cam­po de ba­ta­lla. Es la úl­ti­ma fron­te­ra. Y por su­pues­to una de las que más in­te­rro­gan­tes plan­tea. No so­lo so­bre su le­ga­li­dad (al­gu­nos ex­per­tos ya aler­tan de que po­dría con­si­de­rar­se uso de ar­mas quí­mi­cas y bio­ló­gi­cas) y por su­pues­to so­bre su éti­ca, sino, so­bre to­do, por el se­cre­tis­mo con el que al­gu­nos es­ta­dos o ac­to­res no es­ta­ta­les po­drían in­ves­ti­gar (si no lo ha­cen ya…) y apli­car es­ta lí­nea.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.