EL LAR­GO PER­FEC­TO

GQ (Spain) - - Estilo -

Aun­que los nue­vos ico­nos afro­ame­ri­ca­nos ha­yan de­ci­di­do to­mar­se la jus­ti­cia por su mano, hay ver­da­des co­mo pu­ños que per­ma­ne­cen inal­te­ra­bles al tiem­po. Son dog­mas, o al me­nos así de­be­rían con­si­de­rar­se si lo que que­re­mos es lu­cir los pan­ta­lo­nes co­mo Dios man­da. A ex­cep­ción de los jog­ger pants o las op­cio­nes con el ba­jo re­man­ga­do, hay una regla que mar­ca cuál de­be ser la me­di­da exac­ta de la lar­gu­ra del pan­ta­lón: el to­bi­llo. Ni más ni me­nos. Hay quien no es­tá de acuer­do por­que opi­na que se tra­ta de una lon­gi­tud más pro­pia de los pes­ca­do­res y hay quien por pu­ra de­sidia se con­for­ma con la me­di­da que le pro­po­ne el fa­bri­can­te, pe­ro no pue­den es­tar más equi­vo­ca­dos. La ca­ña de la bo­ta o cual­quier ex­cu­sa re­la­ti­va al cal­za­do tam­po­co jus­ti­fi­ca otro lar­go.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.