Cór­ner Fran­co

GQ (Spain) - - Gq Firmas -

La re­la­ción de Fran­co con el fút­bol fue una re­la­ción de in­tere­ses crea­dos con fi­na­li­dad sal­va­do­ra. Más que na­da, lo su­yo con el fút­bol ve­nía da­do pa­ra que su fi­gu­ra no que­da­se en el pa­tio tra­se­ro de la his­to­ria. De­bi­do a su efec­to aglu­ti­na­dor de ma­sas, el fút­bol siem­pre es­tu­vo ins­tru­men­ta­li­za­do por la po­lí­ti­ca. Y aun­que Fran­co no se me­tía en po­lí­ti­ca, cuan­do el ge­ne­ral Mos­car­dó, ba­ran­da en­car­ga­do de los asun­tos de­por­ti­vos del Ré­gi­men, le vino con la pro­pues­ta de au­to­ri­zar las qui­nie­las de fút­bol, Fran­co acep­tó de se­gui­do. Se cuen­ta que re­lle­na­ba un par de bo­le­tos a la se­ma­na ba­jo el alias de Fran­cis­co Co­frán.

Bien mi­ra­do, Fran­co siem­pre bus­có otras iden­ti­da­des, co­mo si en el fon­do es­tu­vie­ra po­co sa­tis­fe­cho con­si­go mis­mo, al­go ló­gi­co si re­pa­sa­mos su tra­yec­to­ria des­de que era mi­li­tar afri­ca­nis­ta has­ta que se lo hi­zo de in­te­lec­tual y fir­mó el ar­gu­men­to de una pe­lí­cu­la cu­yo tí­tu­lo, Ra­za, ex­pli­ca muy bien su con­te­ni­do. Lo fir­ma­ría co­mo Jai­me de An­dra­de, otro alias, una iden­ti­dad con la que pro­pa­ga­ría el es­pí­ri­tu na­cio­nal ca­tó­li­co, a tra­vés del ci­ne, en la Es­pa­ña gris ma­ren­go.

Ha­bía po­co en­tre­te­ni­mien­to. La ofer­ta cul­tu­ral, co­mo lo lla­man aho­ra, es­ta­ba ba­jo la sos­pe­cha del po­der do-

Fran­co sa­lu­da al res­pe­ta­ble mien­tras com­prue­ba de reojo los acier­tos de su qui­nie­la. "El Sa­ba­dell-cel­ta me ha jo­di­do una de ca­tor­ce", pien­sa.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.