"ES­TO ES UN PO­CO CO­MO DAR UNA FIESTA Y HA­CER QUE LOS AMI­GOS DE TU NUE­VO CO­LE­GIO SE MEZ­CLEN CON LOS DEL AN­TI­GUO. PIEN­SAS: ¿QUÉ PA­SA­RÁ?"

GQ (Spain) - - Salir -

a Daisy Rid­ley [que da vi­da a Rey], cuan­do en­con­tra­mos a John Bo­ye­ga [Finn], cuan­do se in­cor­po­ra­ron Os­car Isaac [Poe Da­me­ron] y Adam Dri­ver [Ky­lo Ren] nos en­tu­sias­ma­mos de ver­dad. Y, sí, Daisy y John po­dían tra­ba­jar jun­tos, ¿pe­ro qué pa­sa­ría cuan­do Ha­rri­son Ford en­tra­se en el cóc­tel? Si no co­nec­ta­ban ha­bría si­do un pu­to desas­tre. Sí, BB-8 [el droi­de con for­ma de ba­lón] es un gran per­so­na­je, in­creí­ble­men­te lo­gra­do, ¿pe­ro qué pa­sa­ría cuan­do com­par­tie­se plano con R2-D2 y C-3PO? ¿Que­da­ría ra­ro? Pues no lo hi­zo. Cuan­do Ant­hony Da­niels [el ac­tor in­glés que da vi­da a C-3PO] me co­men­tó: "¡Dios mío, me en­can­ta BB-8!", le res­pon­dí: "En­ton­ces va­mos bien". Por­que si pa­ra él es­ta­ba bien, es que la quí­mi­ca em­pe­za­ba a fun­cio­nar. GQ: La apro­ba­ción de C-3PO siem­pre es im­por­tan­te [ri­sas]… J. J. A.: ¡Sí! O ver la dul­zu­ra en­tre Han y Rey o la ten­sión y la co­me­dia en­tre Han y Finn. Fue real­men­te muy emo­cio­nan­te po­der de­cir: "¡Es­to fun­cio­na!". Nos de­ja­mos la piel al ele­gir el re­par­to, al es­cri­bir el guión y al jun­tar­lo to­do por pri­me­ra vez, pe­ro no eres cons­cien­te de si va a fun­cio­nar has­ta que no em­pie­zas a ro­dar. En­ton­ces, de re­pen­te, es­tás en el pla­tó, vién­do­lo, y lo sa­bes. Es un po­co co­mo dar una fiesta y ha­cer que los ami­gos de tu nue­vo co­le­gio se mez­clen con los de tu an­ti­guo co­le­gio y, pien­sas, "¿qué pa­sa­rá?". Y, de gol­pe, ves que se lo es­tán pa­san­do de vi­cio jun­tos y que la fiesta es­tá sien­do to­do un éxi­to. Tu­vi­mos un tra­ba­jo pre­vio in­fi­ni­to, ago­ta­dor, pe­ro el re­sul­ta­do es ex­cep­cio­nal. Kath­leen Ken­nedy [ar­tí­fi­ce de la com­pra de Lu­cas­film por par­te de Dis­ney y pro­duc­to­ra de El des­per­tar de la Fuer­za] te lla­mó pa­ra en­car­gar­te es­te tra­ba­jo… J. J. A.: Mi ma­dre te­nía la cos­tum­bre, cuan­do es­tá­ba­mos co­mien­do, de de­cir: "Bueno, ¿qué que­réis pa­ra ce­nar?". Y yo le so­lía res­pon­der: "¡Pe­ro ma­má, si es­ta­mos co­mien­do. De he­cho, es­ta­mos em­pe­zan­do a co­mer". Así me sien­to: pri­me­ro ten­go que ter­mi­nar es­te fes­tín. Aho­ra mis­mo, lo úni­co que quie­ro es que el mun­do dis­fru­te con la nue­va de La gue­rra de las ga­la­xias.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.