'gentle­man' a me­di­da

Des­de su blog, Hu­go Ja­co­met ha da­do lec­cio­nes de ele­gan­cia a mi­llo­nes de hom­bres. Su nue­vo li­bro, The Pa­ri­sian Gentle­man, ha­bla de los ar­te­sa­nos que la ha­cen po­si­ble.

GQ (Spain) - - Ellos -

Per­te­ne­ce Hu­go Ja­co­met a una co­fra­día de pro­fe­sio­na­les más sin­gu­lar y ex­clu­si­va que la pa­rri­lla de pi­lo­tos de la Fór­mu­la 1: la de los blo­gue­ros top –que di­ría Mou­rin­ho–, se­lec­ti­vos, ex­qui­si­tos y con­nois­seurs. "De­be­mos de ser un má­xi­mo de dos de­ce­nas de per­so­nas en el mun­do", se jac­ta el fran­cés, "y so­lo nos reuni­mos una par de ve­ces al año en el Pit­ti Uo­mo". Allí, en ele­gan­te aque­la­rre, for­man el G20 de la dis­tin­ción sar­to­rial, el club Bil­der­berg de la sas­tre­ría a me­di­da. Un gru­po de hom­bres con una mi­sión en el mun­do: pro­cla­mar la ve­ni­da del bes­po­ke y lu­char con­tra la he­re­jía uni­fi­ca­do­ra del prêt-à-por­ter.

Ja­co­met re­ci­bió la lla­ma­da a pre­di­car en enero de 2009. Tra­tan­do de lle­nar las ho­ras de una no­che de in­som­nio, se pu­so a ga­ra­ba­tear en in­ter­net unas cuan­tas ideas so­bre el es­ti­lo mas­cu­lino con ma­yús­cu­las: el que un sas­tre es­cul­pe so­bre el cuer­po de su mo­de­lo. Co­mo mu­chos após­to­les an­tes que él, a sus 43 años te­nía la vi­da re­suel­ta: era due­ño de una em­pre­sa de co­mu­ni­ca­ción y pro­duc­tor de te­le­vi­sión y ci­ne. Pe­ro el éxi­to de aque­llas pri­me­ras lí­neas le hi­zo to­mar una re­so­lu­ción: de­jar­lo to­do y con­ver­tir su pa­sión en una for­ma de vi­da a tra­vés de Pa­ri­sian Gentle­man.

Hoy, su blog lle­ga a 3,8 mi­llo­nes de fie­les en cua­tro idio­mas y tra­ba­ja en él un equi­po de diez per­so­nas: seis es­cri­to­res, dos fo­tó­gra­fos, su se­gun­da mu­jer y su hi­jo de 23 años, ya in­fec­ta­do por el vi­rus del lu­jo su­pre­mo. "Es una ob­se­sión, una fi­lo­so­fía de vi­da. Vis­to bes­po­ke de la ca­be­za a los pies, in­clui­das las ga­fas".

"La gen­te so­lo se en­ga­la­na pa­ra las oca­sio­nes es­pe­cia­les, sin dar­se cuen­ta de que la me­jor oca­sión es la vi­da", se que­ja, pa­ra aña­dir iró­ni­ca­men­te que, en el fon­do, el bes­po­ke es de lo­cos. "Es más ca­ro y en­ci­ma te ha­cen es­pe­rar", bro­mea pa­ra GQ. Aun­que es­tá cla­ro que, pa­ra él, el ves­tir no es al­go que uno se to­me a bro­ma.

HÉC­TOR IZ­QUIER­DO CA­JÓN DE SAS­TRE The Pa­ri­sian Gentle­man, su nue­vo li­bro, ex­plo­ra los rin­co­nes se­cre­tos de la Ciu­dad de la Luz en que se te­jen los sue­ños de los lo­cos del bes­po­ke.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.