EL MA­RIS­CAL DEL VÉ­NE­TO

Des­de un rin­cón si­tua­do en una de las re­gio­nes más ri­cas de Ita­lia, En­zo Fus­co di­ri­ge y ges­tio­na un gru­po de moda mi­llo­na­rio. El due­ño de C.P. Com­pany es ade­más uno de los ma­yo­res co­lec­cio­nis­tas de ro­pa de su país.

GQ (Spain) - - De Firma -

Al­go sin­gu­lar de­be te­ner la re­gión del Vé­ne­to pa­ra que en un ra­dio de 50 ki­ló­me­tros se con­cen­tren las se­des de al­gu­nas de las me­jo­res fir­mas de moda de Ita­lia. Co­do con co­do con los cuar­te­les de Bot­te­ga Ve­ne­ta o Lu­xot­ti­ca –el ma­yor pro­duc­tor de ga­fas del mun­do–, se en­cuen­tra el gru­po FGF In­dustry, la ma­triz de fir­mas co­mo C.P. Com­pany, Blauer o BPD. Su due­ño, En­zo Fus­co, es el ca­ris­má­ti­co ca­pi­tán que ade­más de ges­tio­nar el ne­go­cio fa­mi­liar in­vier­te su tiem­po en co­lec­cio­nar uni­for­mes mi­li­ta­res de me­dio mun­do. Su amor por la moda le lle­vó en 2010 a ad­qui­rir la gran jo­ya de su im­pe­rio: C.P. Com­pany. "Se tra­ta de una de las me­jo­res fir­mas de spor­ts­wear he­cha en Ita­lia, ya que cen­tra to­dos los es­fuer­zos en me­jo­rar la crea­ti­vi­dad y la in­no­va­ción de sus pren­das", ex­pli­ca a GQ. El año pa­sa­do la mar­ca cum­plió su cua­dra­gé­si­mo ani­ver­sa­rio en ple­na for­ma. Pa­ra ce­le­brar­lo, Fus­co lan­zó una edi­ción li­mi­ta­da de 40 pie­zas de la cé­le­bre Gog­gle Jac­ket, un di­se­ño im­permea­ble que cu­bre la ca­be­za y cuen­ta con unas len­tes que es­con­den los ojos. Y es que Fus­co, que en el pa­sa­do tra­ba­jó pa­ra ca­sas tan pres­ti­gio­sas co­mo Ar­ma­ni, Ver­sa­ce o Kenzo, in­fun­de to­das sus ob­se­sio­nes es­ti­lís­ti­cas en C.P. Com­pany. Una apues­ta que le ha per­mi­ti­do se­guir ex­pan­dién­do­se por to­do el mun­do. "El e-com­mer­ce nos es­tá ayu­dan­do so­bre­ma­ne­ra en el cre­ci­mien­to de la firma, pe­ro el pun­to de ven­ta prin­ci­pal si­guen sien­do las tien­das fí­si­cas". La raíz del éxi­to de la mar­ca y los se­llos que con­for­man el res­to del gru­po FGF In­dustry se en­cuen­tra en los ar­chi­vos que guar­da Fus­co en el só­tano del ho­gar fa­mi­liar. Tras años de via­jes por me­dio mun­do, ha con­se­gui­do ate­so­rar ver­da­de­ras ma­ra­vi­llas re­la­cio­na­das con los uni­for­mes de cen­te­na­res de cuer­pos de se­gu­ri­dad. Así es co­mo se ins­pi­ra el buen ma­ris­cal.

POR IÑA­KI LA­GUAR­DIA UN HOM­BRE SA­TIS­FE­CHO En­zo Fus­co po­sa jun­to a su pre­cia­do Bentley en el ex­te­rior del ho­gar fa­mi­liar en Vi­cen­za, al no­roes­te de Ita­lia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.