ARA MA­LI­KIAN

GQ (Spain) - - De Firma -

PRE­MIO GQ DE LAS AR­TES

No pa­ra. Su vi­da es un via­je cons­tan­te (ré­cord de con­cier­tos: 450 en un año). Nos re­ci­be, re­cién ate­rri­za­do, en su re­fu­gio ma­la­sa­ñe­ro (un des­ván má­gi­co) en el que plan­ta ca­ra a un jet lag me­xi­cano al­go ca­brón ("no he dor­mi­do na­da, pe­ro apro­ve­ché pa­ra com­po­ner con el ipad"). No pa­sa na­da. Va a de­di­car­se a es­ta en­tre­vis­ta, y a nues­tros pos­te­rio­res Hom­bres del Año en cuer­po y alma. Su mi­ra­da, no­ble y agra­de­ci­da, tam­po­co va a des­fa­lle­cer. "Me gus­ta mi vi­da nó­ma­da". Sor­pren­de que, sien­do quien es, uno de los es­ca­sos vir­tuo­sos del vio­lín en ac­ti­vo no ha­ga dis­tin­gos en­tre un Tea­tro Real o el sa­lón de ac­tos del pue­blo más re­mo­to de As­tu­rias. "Siem­pre hay gen­te es­tu­pen­da que te re­ga­la ca­lor y ale­gría". Su fa­ma no pe­sa y asu­me sin pro­ble­mas que pa­ra la ma­yo­ría es el "vio­li­nis­ta de los pe­los lo­cos". No se con­si­de­ra un ni­ño pro­di­gio. "Mi pa­dre ama­ba con lo­cu­ra el vio­lín y lle­ga­ba a po­ner­se muy pe­sa­do con las ho­ras de en­sa­yos. Par­te de mi in­fan­cia la per­dí en­tre la mú­si­ca y la gue­rra del Lí­bano" (to­ca­ba en el bún­ker mien­tras las bom­bas caían fue­ra). No le gus­ta la so­le­dad: "Fue muy du­ro se­pa­rar­me de mis pa­dres e ir­me a Ale­ma­nia a es­tu­diar con 15 años. Él me di­jo: 'Eres un in­mi­gran­te. Na­die te va a ha­cer ca­so, por eso tie­nes que ser diez ve­ces me­jor'. Fue una épo­ca de gran­des sa­cri­fi­cios a la que hoy le doy las gra­cias. Por eso soy al­go gam­be­rro, por­que me fal­ta­ron ami­gos y mo­men­tos pa­ra pa­sar­lo bien". De raí­ces ar­me­nias, es­pa­ñol con pa­sa­por­te ("no sé có­mo ni por qué aca­bé aquí, pe­ro lle­vo 15 años fe­liz"), em­pa­re­ja­do con la gua­pa ac­triz Na­ta­lia Mo­reno y pa­dre de un be­bé de anun­cio, con­ta­gia fe­li­ci­dad: vio­lín en mano, com­par­tien­do un té o re­ci­bien­do su pre­mio GQ co­mo uno de los gran­des ti­pos del año pa­sa­do… y los que ven­drán.

Ara Ma­li­kian en su ca­sa de Ma­drid. Al fon­do, un vio­lon­che­lo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.