Muy cer­ca del cie­lo

La me­jor com­bi­na­ción de de­por­ti­vi­dad, con­fort y lu­jo se lla­ma Bentley Con­ti­nen­tal GT. Sal­vo si ha­ce bueno. En ese ca­so, me­jor Con­ti­nen­tal GTC.

GQ (Spain) - - Gadgets -

Ha­bla­mos a me­nu­do del amor por el de­ta­lle co­mo una de las se­ñas de iden­ti­dad de un pro­duc­to bien he­cho. Una cos­tu­ra re­ma­ta­da con ca­ri­ño, un ajus­te per­fec­to en­tre pie­zas o el guar­ne­ci­do en piel de par­tes ape­nas vi­si­bles del ha­bi­tácu­lo son ejem­plos de ello. El lu­jo, sin em­bar­go, es una ex­pre­sión mu­cho más re­fi­na­da de es­te con­cep­to. El lu­jo es po­der ele­gir el ár­bol del que sal­drá la ma­de­ra de las mol­du­ras in­te­rio­res de tu vehícu­lo. Por de­cir al­go. Y eso, a 330 km/h, es lo que ad­quie­res cuan­do com­pras un Bentley Con­ti­nen­tal GT. La ga­ma de es­ta ber­li­na de­por­ti­va aca­ba de ac­tua­li­zar­se con al­gu­nos cam­bios cos­mé­ti­cos (nue­vos guar­da­ba­rros, llan­tas y pa­ra­cho­ques, una ca­lan­dra más pe­que­ña y una­le­ron­ci­to­enel­ma­le­te­ro)yo­tros­me­cá­ni­cos(aho­ra,elgt W12 cuen­ta con 15 CV más, has­ta los 590 CV, y un mo­tor

con des­co­ne­xión de ci­lin­dros pa­ra de­jar el con­su­mo en po­co más de 14 li­tros). El mal tiem­po nos im­pi­dió des­pei­nar­nos to­do lo que nos ha­bría gus­ta­do a los man­dos del GTC de la ima­gen, pe­ro sin exa­ge­rar. Por­que aun­que el sol siem­pre es agra­da­ble, a to­dos nos gus­ta tam­bién re­fu­giar­nos fren­te a la chi­me­nea en un aco­ge­dor sa­lón vic­to­riano mien­tras llue­ve con­tra­las­ven­ta­nas.ye­soes­lo­quehi­ci­mos.a330km/h.

AR­TE­SA­NÍA DE LU­JO La ca­li­dad de los aca­ba­dos de un Bentley son ca­si in­su­pe­ra­bles. Los nue­vos asien­tos eléc­tri­cos con ta­pi­za­do de piel de rom­bos son una ge­nial obra de in­ge­nie­ría y, si se nos per­mi­te, tam­bién de ar­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.