SO­LO SO­MOS PUN­TOS DI­MI­NU­TOS

GQ (Spain) - - Producto Del Mes -

El pro­gre­so y nues­tro pro­pio ego nos ha­cen pen­sar que es­ta­mos por en­ci­ma del bien y del mal, que la na­tu­ra­le­za es­tá a mer­ced de la hu­ma­ni­dad y no al con­tra­rio. Pues bien, no po­de­mos es­tar más equi­vo­ca­dos. Un ejem­plo: ima­gi­na qué pa­sa­ría si a es­ta mon­ta­ña, un es­la­bón cual­quie­ra de esa gi­gan­tes­ca ca­de­na que son los Al­pes oc­ci­den­ta­les (los que ocu­pan la zo­na que une Fran­cia, Ita­lia y Sui­za), le die­se por sa­cu­dir­se de en­ci­ma la nie­ve que la cu­bre. La si­tua­ción es cla­ra, ¿ver­dad? Es­tos cin­co aven­tu­re­ros, con sus de­seos, am­bi­cio­nes y pla­nes de fu­tu­ro, ten­drían que su­cum­bir sin re­me­dio al capricho de la ma­dre Tie­rra. No de­ci­mos es­to pa­ra me­ter­le el mie­do en el cuer­po a na­die, fal­ta­ría más, pe­ro nun­ca vie­ne mal re­cor­dar que a no­so­tros los hu­ma­nos –que en cier­to mo­do es­ta­mos aquí de pres­ta­do– nos co­rres­pon­de cui­dar del suelo que pi­sa­mos… aun­que so­lo sea pa­ra evi­tar que se en­fa­de de ver­dad.

• POR

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.