MC­KIN­NEY

Ins­ta­gram, ha ro­to You­tu­be y –tal vez– con­quis­te Holly­wood.

GQ (Spain) - - Relojes -

En ple­na era de programas de vi­deo­con­fe­ren­cia como Sky­pe o Go­to­mee­ting, ha­cer una en­tre­vis­ta por te­lé­fono con una mu­jer como Char­lot­te Mc­kin­ney re­sul­ta una ex­pe­rien­cia frus­tran­te. Como es­cu­char el di­rec­to de una ban­da de rock en un vi­ni­lo o se­guir por la ra­dio la fi­nal de la Cham­pions Lea­gue. Sien­tes que te es­tás per­dien­do lo me­jor (en se­rio, Char­lot­te, ¿te ha­bría ma­ta­do un Fa­ce­ti­me?). Pe­ro de na­da sir­ve pro­tes­tar cuan­do la vi­da te da li­mo­nes. Re­za la sa­bi­du­ría po­pu­lar que es me­jor ha­cer li­mo­na­da, y en es­to to­ma­mos ejem­plo de la be­lla mo­de­lo de Flo­ri­da que, uti­li­zan­do un buen par de me­lo­nes –de fru­ta, no estamos com­po­nien­do aquí una sór­di­da me­tá­fo­ra– pa­ra ta­par sus atri­bu­tos na­tu­ra­les, fue ca­paz de re­ven­tar in­ter­net en uno de los anun­cios más vis­tos de la his­to­ria de la Su­per­bowl (12,5 mi­llo­nes de re­pro­duc­cio­nes en You­tu­be, y su­bien­do).

Aque­lla cam­pa­ña pa­ra la ca­de­na de ham­bur­gue­se­rías Carl's Jr. su­pu­so la con­sa­gra­ción de es­ta ex­plo­si­va ru­bia como el re­le­vo na­tu­ral de Ka­te Up­ton. "Era un tra­ba­jo que siem­pre ha­bía desea­do, por­que se adap­ta muy bien a lo que soy. Cuan­do me die­ron el guión pen­sé que era tan gra­cio­so y tan yo…", nos con­fie­sa.

Has­ta en­ton­ces, los hi­tos más im­por­tan­tes de su ca­rre­ra ha­bían con­sis­ti­do en po­sar como chi­ca Guess y con­gre­gar a una le­gión de fans en su per­fil de Ins­ta­gram (789 K con 22 añi­tos ). Su cur­vi­lí­nea anato­mía, tan vis­to­sa pa­ra cual­quier hom­bre, no en­ca­ja­ba en el es­tre­cho mundo de las pro­por­cio­nes aca­dé­mi­cas de las agen­cias y los án­ge­les es­cuá­li­dos. Aho­ra se la ri­fan por lo con­tra­rio. En pleno si­glo XXI, la in­dus­tria ha des­cu­bier­to que hay vi­da más allá del fal­so nue­ve. Tam­bién Holly­wood ha em­pe­za­do a fi­jar­se en ella. Ya ha apa­re­ci­do en al­gu­nos tí­tu­los me­no­res y nos ase­gu­ra que es­te año la ve­re­mos en pro­yec­tos im­por­tan­tes de ci­ne y TV. Tan so­lo nos que­da re­zar por que sean pe­lí­cu­las en 3D.

Agent Pro­vo­ca­teur, y pul­se­ra y ani­llo Be­la­do­ra.

Cha­que­ta y za­pa­tos Ser­gio Ros­si.

Cha­le­co con cin­tu­rón Za­na Bay­ne.

Ca­za­do­ra Za­dig & Vol­tai­re, Agent Pro­vo­ca­teur, bo­tas Giuseppe Za­not­ti y ani­llo Be­la­do­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.