Có­mo

RE­SOL­VER PRO­BLE­MAS DI­FÍ­CI­LES

GQ (Spain) - - Cómo -

5Te­ner un jar­dín es como te­ner ami­gos,así que an­te la po­si­bi­li­dad de te­ner uno has de cal­cu­lar pri­me­ro el es­pa­cio que tie­nes,el tiem­po y la aten­ción que le pue­des de­di­car y el efec­to que quie­res con­se­guir.hay ami­gos que re­quie­ren aten­ción dia­ria, otros que van y vie­nen y al­gu­nos apa­re­cen cuan­do me­nos te lo es­pe­ras. Así que ten pa­cien­cia y no te sobrecargues.es­co­ge tus plan­tas fa­vo­ri­tas, y si no pue­des man­te­ner 50,es me­jor te­ner so­lo cin­co pe­ro bien cui­da­das. El tiem­po es fun­da­men­tal,no so­lo pa­ra que un jar­dín luz­ca bo­ni­to,sino pa­ra que crez­ca,cam­bie y se adap­te. Apren­de­rás so­bre la mar­cha so­bre el agua que ne­ce­si­tan,y otros as­pec­tos como la tie­rra,la po­da y los abo­nos. Tó­ma­te­lo como un há­bi­to sa­lu­da­ble. In­ter­cam­bia plan­tas,es una ma­ne­ra fá­cil de apren­der con los con­se­jos y tru­cos de tus ami­gos.y lo más im­por­tan­te, ten pa­cien­cia. Las plan­tas son com­pa­ñe­ras agra­de­ci­das.me­jo­ran la ca­li­dad del ai­re que res­pi­ra­mos, re­la­jan,ador­nan y me­jo­ran tu au­to-

8Ni el ad­ve­ni­mien­to de Goo­gle ni el de los smartp­ho­nes ha po­di­do ex­tin­guir esa es­pe­cie de ter­tu­liano ca­paz de desen­vol­ver­se con igual sol­tu­ra en una con­ver­sa­ción so­bre el agua de Mar­te que en un de­ba­te so­bre la Gue­rra Ci­vil.si pre­ten­des imi­tar­les, has de sa­ber que su téc­ni­ca es muy sen­ci­lla:atu­ru­llar a los pre­sen­tes con una ba­te­ría in­ve­ro­sí­mil de da­tos y de­cla­ra­cio­nes e hi­lar­los fi­na­men­te en un ra­zo­na­mien­to tan pe­re­grino como in­con­tes­ta­ble.son siem­pre in­di­vi­duos de fa­mi­lia nu­me­ro­sa.cuan­do se les re­quie­ren las fuen­tes,en­cuen­tran pres­to un pri­mo que tra­ba­ja en la NASA o un tío abue­lo his­to­ria­dor.por­que su eru­di­ción es alér­gi­ca al do­cu­men­to, to­da su sa­bi­du­ría pen­de del hi­lo de la trans­mi­sión oral.pues­to que un ar­gu­men­to de au­to­ri­dad es im­po­si­ble de ve­ri­fi­car –a me­nos que al­guien ten­ga es­con­di­do fue­ra de plano a Mars­hall Mcluhan,co­mo­wood­ya­llen enan­nie Hall–,na­die se­rá ca­paz de de­mos­trar que es­tás in­ven­tán­do­te­lo to­do.aunque lo ideal es co­lar al­gu­na in­for­ma­ción que co­noz­cas a cien­cia cier­ta,pa­ra que con­ta­mi­ne el res­to de ve­ra­ci­dad. Y si no,siem­pre te que­da ha­cer como aquel per­so­na­je de La Re­gen­ta, Pe­pe

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.