Hoy, Shia Labeouf

GQ (Spain) - - Ciudados -

De jo­ven pro­me­sa holly­woo­dien­se a ar­tis­ta mo­derno en el fi­lo de la lo­cu­ra. Cuan­do el pro­ta­go­nis­ta de se dis­cul­pó por ha­ber pla­gia­do al au­tor de có­mics Da­niel Clowes con una carta que, a su vez, es­ta­ba pla­gia­da de Yahoo! Ans­wers, todos sa­bía­mos que es­tá­ba­mos asis­tien­do a al­go es­pe­cial. Labeouf em­pe­zó a de­fi­nir­se como un ar­tis­ta me­ta­mo­derno (es­cri­bió va­rios tuits in­ten­tan­do ex­pli­car qué sig­ni­fi­ca­ba eso) ob­se­sio­na­do con los va­sos co­mu­ni­can­tes en­tre la crea­ción, la fa­ma y la ex­cen­tri­ci­dad. Pa­ra mu­chos in­ter­nau­tas es, so­bre to­do, lo ter­ce­ro. Su úl­ti­ma ins­ta­la­ción: al­qui­lar un ci­ne de Los Án­ge­les pa­ra ex­hi­bir to­da su fil­mo­gra­fía en or­den cro­no­ló­gi­co in­ver­so. Y con él pre­sen­te, cla­ro. El even­to fue un éxi­to y sus reac­cio­nes a sí mis­mo en pan­ta­lla se con­vir­tie­ron en gifs ins­tan­tá­neos, lo que ha lle­va­do a mu­chos a pre­gun­tar­se si Shia ha per­di­do real­men­te el nor­te… o es to­do par­te de la me­ta­per­for­man­ce. Qui­zá su ob­je­ti­vo, como pa­re­ce in­di­car ese dis­cur­so mo­ti­va­cio­nal ra­rí­si­mo que col­gó en You­tu­be, pa­se por ser el pri­mer hu­mano que se con­vier­ta en me­me.

Trans­for­mers

BOL­SAS EN LA CA­BE­ZA, SE­SIO­NES IN­TEN­SI­VAS DE COM­BA, BAR­BAS ÉPI­CAS Y MI­RA­DAS IN­SON­DA­BLES. TO­DO EN EL SA­GRA­DO NOM­BRE DEL AR­TE. ¿HAY AL­GUIEN AL VO­LAN­TE?

"Si es­tás can­sa­do de em­pe­zar otra vez, de­ja de ti­rar la toa­lla. ¡Cla­ro que pue­des! ¡Sim­ple­men­te haz­lo!".

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.