La di­vi­na tra­gi­co­me­dia

Vuel­ven in­tros­pec­ti­vos, ab­sur­dos y poe­tas, y es que sin es­tos in­gre­dien­tes Lo­ve of Les­bian no se­rían lo que son.

GQ (Spain) - - Intro -

Santi Bal­mes, vo­ca­lis­ta de Lo­ve of Les­bian (a la iz­quier­da; el de la de­re­cha es Jor­di Roig, el gui­ta­rris­ta), di­ce que el tí­tu­lo del nue­vo ál­bum de la ban­da alu­de a "esa fuer­za que lle­vas den­tro y que apa­re­ce de ma­ne­ra in­ter­mi­ten­te si te de­di­cas a es­to". El poeta Ha­lley (War­ner Mu­sic) es tam­bién la prue­ba de que ni el in­die ni el hom­bre mo­derno vi­ven so­lo de mú­si­ca in­ten­sa. No obs­tan­te, Bal­mes tam­bién ase­gu­ra que "ese pun­to Monty Pyt­hon" que ex­hi­bían en obras an­te­rio­res es­tá más con­te­ni­do en es­te nue­vo tra­ba­jo. Eso sí, es­to no im­pli­ca que ha­yan per­di­do de vis­ta su sen­ti­do del­hu­mor… a pe­sar de que siem­pre ha­brá al­guien que les cri­ti­que por ello: "Pa­ra el pú­bli­co in­die más ra­di­cal el hu­mor no es un in­gre­dien­te vá­li­do por­que pien­san que siem­pre hay que es­tar plan­teán­do­se el por­qué de la exis­ten­cia, aunque lo cier­to es que la vi­da es en reali­dad una tra­gi­co­me­dia".

Lo­ve of Les­bian fue uno de los pri­me­ros gru­pos in­de­pen­dien­tes en triun­far an­te el gran pú­bli­co, un éxi­to que se de­be en par­te a en­ten­der la mú­si­ca de una ma­ne­ra más me­di­te­rrá­nea que an­glo­sa­jo­na. "Hay un cier­to sen­ti­do de la dig­ni­dad que a mí me la trae flo­ja. Es­to igual tie­ne que ver con eso tan ca­ta­lán que es el seny y la rau­xa, al­go que nos lle­va a ser muy se­rios y de re­pen­te vol­ver­nos lo­cos, como Els Co­me­diants o La Fura dels Baus. De ha­ber si­do es­pa­ñol, a Bo­wie le hu­bie­ran ma­cha­ca­do si hu­bie­se crea­do su Ziggy Star­dust aquí", re­fle­xio­na.

Los guar­dia­nes de lo ex­qui­si­to les mi­ran de sos­la­yo mien­tras sus can­cio­nes triun­fan en los gran­des fes­ti­va­les. No es fá­cil ser un gru­po como Lo­ve of Les­bian en un país como es­te, pe­ro Bal­mes lo tie­ne cla­ro: "Apren­des que no pue­des agra­dar a to­do el mundo. No­so­tros man­te­ne­mos una cuo­ta de ha­ters has­ta cier­to pun­to nor­mal, pe­ro es que in­clu­so gen­te que te pa­re­ce in­dis­cu­ti­ble re­ci­be pa­los alu­ci­nan­tes por in­ter­net. Ya sa­bes, esa ca­pa­ci­dad pa­ra car­gar­se un tra­ba­jo que igual ha ne­ce­si­ta­do cua­tro años me­dian­te un tuit de 50 ca­rac­te­res".

Ca­lle Cloverfield 10 Un pro­yec­to que J. J. Abrams guar­da­ba en un ca­jón y que aho­ra, en pleno hy­pe del di­rec­tor/ pro­duc­tor, sa­le a la luz.

POR RA­FA CER­VE­RA LO­VE OF LES­BIAN Can­cio­nes me­lan­có­li­cas y otras que no lo son tan­to mar­can el re­gre­so a la esen­cia del so­ni­do a me­dio ca­mino en­tre lo in­ti­mis­ta y lo fre­né­ti­co

POR IA­GO DA­VI­LA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.