Vis­to y no vis­to

Por Vi­cen­te Ga­llart -

GQ (Spain) - - Estilo -

PE­RIO­DIS­TA DE MO­DA

PA­RA EM­PE­ZAR OFI­CIAL­MEN­TE la nue­va tem­po­ra­da pri­ma­ve­ra-ve­rano 2016 des­de es­ta co­lum­na no he que­ri­do sor­pren­der con un nue­vo nom­bre a des­cu­brir del mens­wear. Al con­tra­rio. Por una vez, echo la vis­ta atrás y rin­do tri­bu­to al di­se­ña­dor cla­ve pa­ra en­ten­der có­mo son los nue­vos tra­jes que muy pron­to lle­va­re­mos: Nino Ce­rru­ti. En la edi­ción del pa­sa­do ve­rano de Pit­ti Uo­mo se inau­gu­ró en el Mu­seo Ma­rino Ma­ri­ni una ex­po­si­ción ti­tu­la­da Il Sig­nor Nino en la que pu­de rea­li­zar un fas­ci­nan­te via­je por la mo­da mas­cu­li­na que da­ba co­mien­zo en 1967, cuan­do el crea­dor de­ci­dió inau­gu­rar su pri­me­ra tien­da Ce­rru­ti 1881 en Pa­rís. Des­de en­ton­ces, su ma­ne­ra de tra­ba­jar la ele­gan­cia na­tu­ral que siem­pre ca­rac­te­ri­zó sus di­se­ños hi­zo que, jun­to co­nar­ma­ni (que, por cier­to, apren­dió el ofi­cio de él en los años 60), Ce­rru­ti se con­vir­tie­ra en el gran maes­tro de la sas­tre­ría ma­de in Italy. A lo lar­go de tres dé­ca­das, va­rias pe­lí­cu­las inol­vi­da­bles mos­tra­ron sus crea­cio­nes pa­ra hom­bre (de Bon­nie & Cly­de a Wall Street, Pretty Wo­man o Ins­tin­to bá­si­co) y una lar­ga lis­ta de ce­le­bri­ties que in­cluía ico­nos del ves­tir mas­cu­lino como Alain De­lon, Ro­bert Redford, Jack Ni­chol­son y Jean-paul Bel­mon­do (y del ám­bi­to fe­me­nino como la mis­mí­si­ma Coco Cha­nel, fan in­con­di­cio­nal de sus im­pe­ca­bles pan­ta­lo­nes) le con­vir­tie­ron en un per­so­na­je muy po­pu­lar. Aho­ra, su le­ga­do y su fi­gu­ra se reivin­di­can des­de la pa­sa­re­la y se re­cu­pe­ra la de­no­mi­na­da "si­lue­ta sua­ve", ca­paz de trans­mi­tir una sen­sua­li­dad va­ro­nil que re­sul­ta… irre­sis­ti­ble. Des­de 2002, la fir­ma de­jó de ser guia­da por el pro­pio Nino y ca­yó en ma­nos de un gru­po in­dus­trial con el que su fun­da­dor no man­tie­ne bue­nas re­la­cio­nes. Des­de su mar­cha hu­bo un an­tes y un des­pués y, en la ac­tua­li­dad, po­co apor­ta a la pa­sa­re­la in­ter­na­cio­nal. Sin em­bar­go, gra­cias a otras fir­mas, el­ma­ra­vi­llo­so tra­ba­jo de­nino es­tá de vuel­ta, pa­ra que las nue­vas ge­ne­ra­cio­nes lo des­cu­bran y, so­bre to­do, lo dis­fru­ten vis­tien­do.

IN­GE­NIE­RÍA ALE­MA­NA La fir­ma de ma­le­tas pre­mium Ri­mo­wa aca­ba de inau­gu­rar su se­gun­da tien­da en Es­pa­ña. Tras la aper­tu­ra de la pri­me­ra, el pa­sa­do oto­ño en Ma­drid (Serrano, 78), aho­ra le to­ca el turno a Bar­ce­lo­na (Pro­ve­nça, 257).

CAL­ZA­DO DEL FU­TU­RO La ca­sa bri­tá­ni­ca Clarks aca­ba de lan­zar el mo­de­lo Tri­ge­nic Flex, ins­pi­ra­do en una co­lec­ción de 1883. El nue­vo di­se­ño, he­cho a mano, com­bi­na las úl­ti­mas in­no­va­cio­nes téc­ni­cas y la esen­cia del mo­ca­sín.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.