Ham­bre ju­ve­nil

Sam Cla­flin sal­ta de la ca­ta­pul­ta de Los jue­gos­del ham­bre a ído­lo ro­mán­ti­co de es­te año con An­tes de ti.

GQ (Spain) - - Estilo -

La me­jor razón pa­ra ha­ber se­gui­do las adap­ta­cio­nes de Los jue­gos del ham­bre es ha­cer­se con su can­te­ra de nom­bres. Los com­pa­ñe­ros de re­creo de Jen­ni­fer Law­ren­ce vie­nen pe­gan­do fuer­te, con Sam Cla­flin a la ca­be­za. El ac­tor bri­tá­ni­co, de 29 años, se ha pro­pues­to con­quis­tar los co­ra­zo­nes con An­tes de ti, adap­ta­ción de una de las no­ve­las ro­mán­ti­cas más im­por­tan­tes de los úl­ti­mos años. Allí prac­ti­ca­rá su des­ca­ro –que ya es se­ña per­so­nal– con otra ac­triz afi­cio­na­da a los jue­gos de… tro­nos: la Kha­lee­si Emi­lia Clar­ke.

Mien­tras tan­to, Cla­flin se es­tá di­se­ña­do una de esas do­bles ca­rre­ras de ac­tor con­tra la que los es­ta­dou­ni­den­ses no pue­den com­pe­tir: ca­ra bo­ni­ta y tor­so al ai­re en la su­per­fran­qui­cia; pa­pe­les se­cun­da­rios en los ta­qui­lla­zos de ri­gor (como Pi­ra­tas del Ca­ri­be o la úl­ti­ma Blancanieves, am­bas con se­cue­las en mar­cha) y maes­tría dra­má­ti­ca en pro­yec­tos pa­trios, como la ten­sa The Riot Club. Di­ne­ro, aplau­sos, es­ta­bi­li­dad (aca­ba de ser pa­dre en di­ciem­bre) y, so­bre to­do, el nom­bre más re­co­no­ci­ble pa­ra las es­pec­ta­do­ras que le con­vir­tie­ron en icono ado­les­cen­te: Cla­flin lle­va to­da la dé­ca­da en lla­mas.

Por Ja­vi SÁN­CHEZ pin­tas y fút­bol Fue fut­bo­lis­ta pro­me­te­dor pe­ro se re­con­vir­tió en ac­tor a tiem­po; pue­de que por eso pre­fie­ra con­ce­der en­tre­vis­tas en pubs de ba­rrio fren­te a una pin­ta. Y es que las al­fom­bras ro­jas no le pier­den al se­ño­ri­to Cla­flin. Sam lle

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.