Si te sue­na a chino...

...lo que hay en es­ta me­sa, tal vez de­be­rías plan­tear­te ir a más res­tau­ran­tes ja­po­ne­ses.

GQ (Spain) - - Gourmet -

Ca­da vez que un chef lle­ga de nue­vas a Ja­pón, al­go cam­bia en su co­ci­na. Lo han ido des­cu­brien­do des­de Fe­rra­na­drià, Joan­ro­cao­da­vid­mu­ñoz, en­tre tan­tos otros. Su gas­tro­no­mía, di­ver­sa, va­ria­da y lle­na de es­pe­cia­li­da­des y re­fe­ren­cias, es ca­da vez más apre­cia­da en Es­pa­ña. Por eso, Set­su­ko Yuu­ki, coor­di­na­do­ra de ali­men­tos de la pres­ti­gio­sa es­cue­la Hat­to­ri de To­kio y re­pre­sen­tan­te de Ja­pón en te­mas de nu­tri­ción, ca­da año se­lec­cio­na y da a co­no­cer por to­do el­mun­do­cuá­les son los pro­duc­tos que po­de­mos in­cluir en nues­tras re­ce­tas cu­li­na­rias. Ob­via de­cir que re­quie­re cier­ta téc­ni­ca, pe­ro la co­mi­da ja­po­ne­sa, ade­más de es­tar­muy­ri­ca, es sa­lu­da­ble y tie­ne un con­te­ni­do ca­ló­ri­co­muy ba­jo. Ya sa­bes que Ja­pón no es un país pa­ra gor­dos... (1) Vi­gi­la el in­tes­tino. En Ja­pón es con­si­de­ra­do un ór­gano tan im­por­tan­te como el ce­bre­bro. Ab­sor­be los nu­trien­tes y es­tos afec­tan tan­to al as­pec­to cor­po­ral como al es­ta­do psi­co­ló­gi­co. (2) Co­me por co­lo­res. Con­su­me re­gu­lar­men­te ali­men­tos ro­jos, blan­cos, ama­ri­llos, ver­des y ne­gros, y con­se­gui­rás una die­ta equi­li­bra­da. (3) Com­ple­ta el ri­tual. No so­lo es re­co­men­da­ble to­mar in­gre­dien­tes de bue­na ca­li­dad, hay que ca­mi­nar más de 10.000 pa­sos al día, la­var­se la bo­ca des­pués de co­mer, to­mar fi­bra y man­te­ner una ali­men­ta­ción equi­li­bra­da. Ah, y ser agra­de­ci­do.

POR PA­LO­MA LEYRA Ajo ne­gro: Am­po Gak: Clar de agar-agar: Sal es­pon­jo­sa: Al­gas no­ri: Yu­zu: To­ma­tes ja­po­ne­ses: SET­SU­KO YUU­KI Ara­bi­ki kom­bu: Arroz konn­ya­ku: Ha­ri­na de arroz pa­ra pan: Y el efec­to de la ali­men­ta­ción so­bre nues­tro equ­li­brio

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.