Con­tra co­rrien­te

Des­de que Frank Un­der­wood em­pe­zó a re­mar con fuer­za en Hou­se of Cards, prac­ti­car en ca­sa se ha con­ver­ti­do en una ins­pi­ra­ción pa­ra sen­tir­se po­de­ro­so.

GQ (Spain) - - La Buena Vida -

Si Frank Un­der­wood tie­ne un don que ha de­mos­tra­do en cua­tro tem­po­ra­das de Hou­se of Cards, es re­mar con­tra la co­rrien­te. Los mé­to­dos im­por­tan po­co: cuen­tan los re­sul­ta­dos. Lo mis­mo le su­ce­de a es­ta má­qui­na de re­mo Wa­te­rro­wer Clas­sic, un efi­caz si­mu­la­dor crea­do ha­ce más de trein­ta años por John Du­ke, un exa­lumno de la uni­ver­si­dad de Ya­le y miem­bro del equi­po na­cio­nal de re­mo de EE UU que pa­ten­tó un sis­te­ma ba­sa­do en la re­sis­ten­cia hi­dro­di­ná­mi­ca. Con el sis­te­ma Wa­terflyw­heel es po­si­ble rea­li­zar un mo­vi­mien­to ca­si idén­ti­co al de re­mar en una ca­noa. Ade­más, es­ta má­qui­na es­tá fa­bri­ca­da a mano con ma­de­ras no­bles (es­te es de no­gal ne­gro ame­ri­cano) que ab­sor­ben el rui­do y la vi­bra­ción; cuen­ta con un tan­que de agua que in­cor­po­ra dos pa­le­tas que ejer­cen una re­sis­ten­cia sua­ve y si­len­cio­sa; y un mo­ni­tor de ren­di­mien­to que rea­li­za el se­gui­mien­to del en­tre­na­mien­to, des­de la fre­cuen­cia de la bra­za­da a la fre­cuen­cia car­día­ca. Si uti­li­zas es­ta má­qui­na tra­ba­ja­rás el 84% de tu ma­sa mus­cu­lar, ayu­dan­do a to­ni­fi­car y for­ta­le­cer los múscu­los que­man­do mu­chas más ca­lo­rías que la gran ma­yo­ría de má­qui­nas de car­dio. Y, bueno, si te abu­rres de ella, siem­pre que­da bien en tu sa­lón.

POR PA­LO­MA LEYRA ES­CU­CHA EL AGUA El sis­te­ma de fun­cio­na­mien­to Wa­terflyw­heel de Wa­te­rro­wer, no pro­du­ce las sa­cu­di­das de los otros si­mu­la­do­res de re­mo con­ven­cio­na­les gra­cias a su tan­que de agua en mo­vi­mien­to, que re­du­ce el des­li­za­mien­to y si­mu­la la di­ná­mi

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.