¿HA­CE FAL­TA SER CON­CE­JAL CO­RRUP­TO PA­RA PO­NER­SE UN TRA­JE DE CO­LOR CLA­RO?

GQ (Spain) - - Estilo - RECALIFICANDO QUE ES GE­RUN­DIO

Tra­je cla­ro, ge­me­la­zos do­ra­dos con es­cu­do fut­bo­le­ro, su­per­cor­ba­ta de ra­so y una bue­na mor­di­da del cons­truc­tor de turno en el bol­si­llo in­te­rior. ¿Es ne­ce­sa­rio to­do eso? Pues no. Ol­vi­da esos re­fe­ren­tes tan edi­fi­can­tes y acla­ra las ideas que tie­nes en la ca­be­za. El tra­je ca­qui –tan­to da lla­mar­lo tos­ta­do o bei­ge– es una de las ten­den­cias de es­te ve­rano. Ha­ce dos años, el pre­si­den­te Oba­ma es­can­da­li­zó a to­dos cuan­do sa­cri­fi­có por un día sus tra­jes azu­les y gri­ses y se pu­so uno en to­nos cla­ros de Hart Schaff­ner Marx. Hoy na­die se ha­bría ex­tra­ña­do. Tommy Hil­fi­ger, Po­lo Ralph Lau­ren y Gie­ves & Haw­kes lo han pro­pues­to es­ta tem­po­ra­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.