Garth el pi­ró­mano

Mís­ter Risk Hall­berg ha cal­ci­na­do los lí­mi­tes de sus ex­pec­ta­ti­vas con Ciudad en lla­mas, su bri­llan­te y su­per­ven­tas ópe­ra pri­ma.

GQ (Spain) - - Intro -

No es na­da ha­bi­tual que a un es­cri­tor pri­me­ri­zo le ofrez­can un ade­lan­to de dos mi­llo­nes de dó­la­res por un no­ve­lón –en el sen­ti­do más fí­si­co de la pa­la­bra– de 1.040 pá­gi­nas. Pe­ro, oye, qué buen ojo tu­vo el ca­za­ta­len­tos de Knopf (la editorial que­des­em­bol­só­la­ci­fra): Ciu­da­den­lla­mas (Li­te­ra­tu­ra­ran­dom­hou­se;tra­duc­ción de Cruz Ro­drí­guez Juiz) es un tor­be­llino que ha sa­cu­di­do las es­tan­te­rías de EE UU y que des­de ha­ce un par de me­ses bus­ca re­pe­tir éxi­to en las de Eu­ro­pa. Por si fue­ra po­co, los de­re­chos pa­ra su adap­ta­ción ci­ne­ma­to­grá­fi­ca ya se han lo­gra­do ven­der por otro ki­li­to más. Su au­tor, Garth Risk Hall­berg (Lui­sia­na, 1976), es un ti­po ama­ble que to­da­vía no ter­mi­na de asi­mi­lar que su nom­bre se es­cri­ba, aun­que so­lo sea a mo­do re­fe­ren­cial, en los mis­mos pá­rra­fos en los que se ci­tan a co­lo­sos de la ta­lla de Tom Wol­fe, Ro­ber­to Bolaño o Jo­nat­han Fran­zen. "Cuan­do lle­va­ba tres años es­cri­bien­do –en to­tal es­tu­vo seis– pen­sa­ba que es­ta no­ve­la era im­pu­bli­ca­ble por­su­com­ple­ji­dad,suex­ten­sióny­por­que te­nía du­das so­bre mi pro­pio ta­len­to", nos cuen­ta aho­ra que ya sa­be­mos que ha si­do ca­paz de dar for­ma a un tex­to po­ten­te, au­daz y muy am­bi­cio­so.

La obra, que se si­túa en el Nue­va York de los 70 y es­tá pla­ga­da de gui­ños a la con­tra­cul­tu­ra de la épo­ca (Pat­ti Smith, Lou Reed, Mar­tin Scor­se­se, fan­zi­nes y có­mics un­der­ground…), re­tra­ta los sub­mun­dos de la dro­ga, la co­rrup­ción po­lí­ti­ca y la vio­len­cia a tra­vés de unos cuan­tos per­so­na­jes cu­yas vi­das se en­tre­la­zan jus­to an­tes del cé­le­bre apa­gón del 13 de ju­lio de 1977. "Que­ría en­fren­tar es­te Man­hat­tan apo­ca­líp­ti­co y dis­tó­pi­co con si­tua­cio­nes ín­ti­mas, pri­va­das y co­ti­dia­nas co­mo el fin de un ma­tri­mo­nio, la crea­ción de nue­vas amis­ta­des o la bús­que­da del ar­te. De es­tas ideas des­or­de­na­das y ex­ci­tan­tes na­ció la no­ve­la, am­bien­ta­da en Nue­va York por­que es el lu­gar al que acu­den to­das aque­llas per­so­nas que no per­te­ne­cen a nin­gún otro si­tio".

GARTH 'ON FI­RE' "Mis dos gran­des pa­sio­nes son la poe­sía y el punk, y am­bas se cru­za­ban en el Man­hat­tan de los 70, un pe­rio­do que tam­bién es re­fle­jo de la épo­ca ac­tual".

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.