PA­SA­DO PI­SA­DO

Triun­fó, lan­gui­de­ció y hoy vuel­ve a triun­far. La ca­sa ita­lia­na Dia­do­ra, pro­ta­go­nis­ta de una de las his­to­rias más apa­sio­nan­tes de la mo­da, en­ca­ra un fu­tu­ro ilu­sio­nan­te. FOR­JAR LA IN­DUS­TRIA ITA­LIA­NA

GQ (Spain) - - Estilo -

Cua­tro años des­pués del fin de la Se­gun­da Gue­rra Mundial, un em­pre­sa­rio lleno de am­bi­ción de­ci­dió es­ta­ble­cer­se en el co­ra­zón del Vé­ne­to ita­liano, una de las re­gio­nes europeas con ma­yor con­cen­tra­ción de in­dus­trias tex­ti­les. ¿Su in­ten­ción? Fa­bri­car las me­jo­res bo­tas de mon­ta­ña del mun­do. Mar­ce­llo Da­nie­li ape­nas ne­ce­si­tó una dé­ca­da pa­ra obrar el mi­la­gro y ha­cer­se con el éxi­to glo­bal: des­de los ta­lle­res de un mu­ni­ci­pio pe­des­tre lla­ma­do Cae­rano di San Mar­co, su com­pa­ñía con­si­guió mul­ti­pli­car las ex­por­ta­cio­nes por mi­lla­res y en­se­gui­da am­plió su ca­tá­lo­go con cal­za­do y equi­pa­cio­nes de­por­ti­vas.

Esa de­ci­sión re­sul­tó de­ter­mi­nan­te pa­ra que Dia­do­ra aca­ba­ra con­vir­tién­do­se en una de las ca­sas de sportswear más res­pe­ta­das por los ico­nos del de­por­te y sus se­gui­do­res. Su alian­za con el te­nis­ta sue­co Björn Borg, a quien le di­se­ña­ron sus za­pa­ti­llas de la suer­te du­ran­te años, cons­ti­tu­yó el pri­mer gran pa­tro­ci­nio de la his­to­ria de la mo­da y hoy el mo­de­lo que lle­va su nom­bre es un clá­si­co de la fir­ma. Tras él vi­nie­ron mu­chos más y to­dos con el mis­mo re­sul­ta­do. La le­yen­da de la ca­sa se ci­men­tó así so­bre gran­des alian­zas y pro­yec­tos su­per­la­ti­vos. Sin em­bar­go, la apa­ri­ción de fuer­tes com­pe­ti­do­res in­ter­na­cio­na­les en los años 90 y la in­ca­pa­ci­dad de los an­te­rio­res ges­to­res de man­te­ner vi­va la lla­ma in­no­va­do­ra de Mar­ce­llo Da­nie­li ca­si con­si­guió dar el ti­ro de gra­cia a la com­pa­ñía.

Afor­tu­na­da­men­te, la en­tra­da en 2008 del gi­gan­te del cal­za­do Geox en el ac­cio­na­ria­do de Dia­do­ra y la crea­ción de una lí­nea street­wear (He­ri­ta­ge) re­su­ci­ta­ron el mi­to y die­ron sen­ti­do a esa sa­bia má­xi­ma de­por­ti­va que afir­ma eso de "caer es­tá per­mi­ti­do, le­van­tar­se es una obli­ga­ción". Los hé­roes se es­fuer­zan, triun­fan y des­can­san. Y un día, cuan­do na­die lo es­pe­ra, vuel­ven a dar un tri­ple sal­to mor­tal. En­ri­co Mo­ret­ti Po­le­ga­to (Aso­lo, Ita­lia, 1981), abo­ga­do y pre­si­den­te de Dia­do­ra, es el res­pon­sa­ble de es­te mi­la­gro em­pre­sa­rial. Con pre­sen­cia en más de 60 paí­ses, su fir­ma tu­vo el año pa­sa­do unas ven­tas de 261 mi­llo­nes de eu­ros (247 en 2015 y 214 en 2013), unas ci­fras que con­fir­man el buen nom­bre de su ges­tión: "Cuan­do lle­gué aquí me di cuen­ta del im­por­tan­te pa­tri­mo­nio his­tó­ri­co y téc­ni­co que te­nía Dia­do­ra, un sis­te­ma de va­lo­res y au­ten­ti­ci­dad que ani­ma a la gen­te a que­rer gas­tar­se el di­ne­ro en sus pro­duc­tos". Es­te hi­jo de em­pre­sa­rios (su pa­dre Ma­rio, fun­da­dor de Geox, es el 17º hom­bre más ri­co de Ita­lia) ha re­cu­pe­ra­do la pro­duc­ción ar­te­sa­na ma­de in Italy y ha orien­ta­do las se­ñas de iden­ti­dad de la mar­ca en torno al li­festy­le. La co­lec­ción oto­ño-in­vierno 2016 ha he­cho de es­tos ras­gos dis­tin­ti­vos el eje de su ins­pi­ra­ción.

'MA­KE IT BRIGHT' To­dos los di­se­ños de la lí­nea He­ri­ta­ge cuen­tan con sue­la de go­ma y EVA y plan­ti­lla ex­tra­íble. MAG­NE­TIS­MO El mo­de­lo Tri­dent 90 S (190 €) es la es­tre­lla de la lí­nea He­ri­ta­ge de Dia­do­ra. AR­TE­SA­NÍA El en­go­ma­do sin cos­tu­ras y los la­bo­rio­sos de

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.