Ta­len­to UIÉN ES QUIÉN ama­zó­ni­co

Chef y em­pre­sa­rio Ten y Ten con Pa­ra­guas, Ma­drid abre en Tras El res­tau­ran­te-fe­nó­meno. ha­cer­lo. Sil­va a San­dro vuel­to Quin­tín, Ha cuar­to Ul­tra­ma­ri­nos Su Ama­zó­ni­co…

GQ (Spain) - - Gourmet -

Ha­ce años tu­vi­mos la opor­tu­ni­dad de re­mon­tar el Ama­zo­nas has­ta su na­ci­mien­to mis­mo. Allí, en la pro­fun­di­dad de la sel­va, per­di­dos tras cien re­co­dos, com­pro­ba­mos que la vi­da, de vez en cuan­do, re­ga­la im­pre­sio­nan­tes mo­men­tos lle­nos de be­lle­za. En la sel­va ur­ba­na, atra­ve­san­do el um­bral de Ama­zó­ni­co, obra del im­pa­ra­ble San­dro Sil­va (Bra­si­lia, 1973), ex­pe­ri­men­ta­mos idén­ti­ca sen­sa­ción. Pri­mer aplau­so pues pa­ra el tam­bién hi­per­ac­ti­vo Lá­za­ro Ro­sa­vio­lán, de­co­ra­dor del mo­men­to en cons­tan­te su­pera­ción, que ha trans­for­ma­do el nú­me­ro 20 de la ca­lle Jor­ge Juan en un es­pec­ta­cu­lar éx­ta­sis de clo­ro­fi­la en­tre mi­les de ho­jas, pa­vos rea­les y mo­bi­lia­rio de sa­bor colonial. E igual de im­pre­sio­nan­te re­sul­ta la nue­va car­ta de San­dro, na­da que ver con la de sus otros res­tau­ran­tes (con­sul­ta la re­se­ña de nues­tro crí­ti­co gas­tro­nó­mi­co en la sec­ción Sa­lir). En lo que an­tes fue Pan de Lu­jo se en­cuen­tra hoy el res­tau­ran­te más sal­va­je y lleno de vi­da de la ca­pi­tal, así co­mo un ele­gan­te y tro­pi­cal club de jazz en el só­tano (la an­ti­gua dis­co­te­ca Backs­ta­ge), de in­mi­nen­te aper­tu­ra. ¡Sí, el ami­go San­dro ha vuel­to a ha­cer­lo!

A LA AL­TU­RA DE NUE­VA O de YORK Lon­dres, Án­ge­les, o de To­kio, o de Pa­rís… o de Los es de esos Ama­zó­ni­co de­jan res­tau­ran­tes bo­quia­bier­to. que, por El siem­pre ¿Res­pon­sa­ble? to­do, ener­gé­ti­co San­dro Sil­va. • FRUELA ZU­BI­ZA­RRE­TA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.