Ele­gan­cia jun­to al la­go

Via­ja­mos al la­go de Co­mo pa­ra cons­ta­tar lo bien que ca­san los co­ches clá­si­cos de lu­jo con los re­lo­jes de al­ta ga­ma.

GQ (Spain) - - La Buena Vida -

Cuan­do tus coor­de­na­das vi­ta­les te per­mi­ten deam­bu­lar por la ver­tien­te so­fis­ti­ca­da de la al­ta sociedad es más que pro­ba­ble que en el ga­ra­je de tu ca­so­plón ate­so­res tres o cua­tro co­ches clá­si­cos. Y ob­via­men­te, ya que es­ta­mos, eres de los que aman los re­lo­jes de al­ta ga­ma, co­mo bien de­la­ta tu ca­da vez más abul­ta­da co­lec­ción. En­ton­ces, an­te se­me­jan­tes in­di­ca­do­res, afir­ma­mos sa­ber lo que hi­cis­te la úl­ti­ma pri­ma­ve­ra. ¿Qué? Par­ti­ci­par en el Con­cor­so d'ele­gan­za Vi­lla d'es­te que ca­da año se ce­le­bra en Cer­nob­bio, a ori­llas del di­vino la­go de Co­mo.

En la pre­sen­te edi­ción, 50 aman­tes de los au­to­mó­vi­les clá­si­cos de al­ta ga­ma pre­sen­ta­ron sus pre­cia­dos te­so­ros a un cer­ta­men (crea­do en 1929) que hoy pa­tro­ci­na la fir­ma re­lo­je­ra A. Lan­ge & Söh­ne. To­do gi­ró en torno al Grand Ho­tel Vi­lla d'es­te, del que par­tió un des­fi­le, ele­gan­te y me­mo­ra­ble, que con­clu­yó con la en­tre­ga del pre­mio al co­che más bo­ni­to del cer­ta­men. Así, Wil­helm Sch­mid, CEO de A. Lan­ge & Söh­ne, dis­tin­guió con el Best of Show al pro­pie­ta­rio de un im­pre­sio­nan­te Ma­se­ra­ti A6 GCS di­se­ña­do por el mí­ti­co Al­do Bro­va­ro­ne en 1954. El ga­na­dor del Con­cor­so d'ele­gan­za, Mr. C (pre­fie­re man­te­ner­se en el ano­ni­ma­to), se lle­vó jun­to a su or­gu­llo hen­chi­do un re­loj úni­co crea­do pa­ra la oca­sión: el Lan­ge 1 Ti­me Zo­ne Co­mo Edi­tion.

En su dis­cur­so, Wil­helm Sch­mid ala­bó el te­són del ga­na­dor y el mu­cho tiem­po in­ver­ti­do pa­ra con­ser­var im­pe­ca­ble­men­te su Ma­se­ra­ti: "Ca­da se­gun­do que has pa­sa­do res­tau­ran­do es­te au­to­mó­vil clá­si­co es tiem­po sa­bia­men­te in­ver­ti­do. En es­te pro­ce­so has evi­ta­do el de­te­rio­ro de una obra de ar­te, pre­cio­sa y atem­po­ral, sal­va­guar­dán­do­la pa­ra la pos­te­ri­dad. Por es­ta ra­zón te pre­mia­mos con su equi­va­len­te pa­ra la mu­ñe­ca, nues­tro Lan­ge 1".

El Lan­ge 1 Ti­me Zo­ne Co­mo Edi­tion en oro blanco po­see un di­se­ño úni­co y muy ex­clu­si­vo. El fon­do del re­loj cuen­ta con un gra­ba­do a mano en el que pue­de leer­se Con­cor­so d'ele­gan­za Vi­lla d'es­te en torno al lo­go del cer­ta­men, flan­quea­do por la ins­crip­ción de los años 1929-2016. Ade­más, la ho­ra cen­tral eu­ro­pea del ani­llo gi­ra­to­rio de la es­fe­ra es­tá re­pre­sen­ta­da, a mo­do de ho­me­na­je, por Co­mo.

Fer­di­nand Adolph Lan­ge, co­no­ci­do co­mo el re­lo­je­ro de Dres­de, sen­tó las ba­ses de la in­dus­tria re­lo­je­ra de pre­ci­sión en Sa­jo­nia al es­ta­ble­cer, en 1845, su ma­nu­fac­tu­ra. La pro­duc­ción anual de re­lo­jes en oro o pla­tino de Lan­ge es ac­tual­men­te li­mi­ta­da, de ahí que ca­da pie­za sea, en sí mis­ma, un in­cues­tio­na­ble ob­je­to de de­seo. Pe­ro qué te va­mos a con­tar a ti, acos­tum­bra­do co­mo es­tás a deam­bu­lar por la ver­tien­te so­fis­ti­ca­da de la exis­ten­cia.

UN EX­CLU­SI­VO RE­FU­GIO Da Vin­ci, Na­po­león, Stend­hal, Ver­di, Chur­chill… ama­ron el la­go de Co­mo. Hoy to­man su re­le­vo Cloo­ney, Ma­don­na y las gran­des for­tu­nas. ¿Có­mo no ce­le­brar aquí un con­cur­so de her­mo­sos co­ches clá­si­cos?

EN EL EPI­CEN­TRO DEL LU­JO REAL 50 asis­ten­tes con­du­je­ron sus au­to­mó­vi­les clá­si­cos has­ta la so­lea­da ori­lla del la­go de Co­mo pa­ra par­ti­ci­par en el Con­cor­so d'ele­gan­za 2016. FO­TO­GRA­FÍA: CAR­LOS HER­NÁN­DEZ POR MA­RIANO OP­PEN­HEI­MER

GRAN­DES FOR­TU­NAS Si­tua­do a 199 me­tros de al­ti­tud so­bre el ni­vel del mar y con una su­per­fi­cie de 146 km², el la­go de Co­mo con­cen­tra tam­bién mu­chas de las gran­des for­tu­nas de la tie­rra.

POR AMOR AL AR­TE Los pro­pie­ta­rios de es­tos be­llí­si­mos co­ches clá­si­cos in­vier­ten gran­des can­ti­da­des de tiem­po y di­ne­ro en man­te­ner­los en per­fec­tas con­di­cio­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.