Pa­sión (suv) es­pa­ño­la

La gran apues­ta de SEAT por cre­cer en ven­tas y dar un sal­to de ca­li­dad, el Ate­ca, ha re­sul­ta­do ser un SUV muy… SEAT: prác­ti­co, di­ná­mi­co y muy di­ver ti­do de con­du­cir.

GQ (Spain) - - La Buena Vida -

Pa­ra una mar­ca de co­ches que quie­ra cre­cer, no con­tar con un mo­de­lo en el seg­men­toc-su­ves­co­mo­sa­li­ra­ju­gar un par­ti­do de fút­bol con ocho ju­ga­do­res. Po­de­mos ha­cer­nos una idea, por tan­to, de la im­por­tan­cia que tie­ne pa­ra SEAT el lan­za­mien­to del Ate­ca. Pe­ro da­da la te­rri­ble com­pe­ten­cia que hay en es­te ni­cho de mer­ca­do, no bas­ta con po­ner un co­che en el as­fal­to. Hay que ofre­cer tam­bién un vehícu­lo com­pe­ti­ti­vo, só­li­do y que ofrez­ca al­go di­fe­ren­te.

Que el Ate­ca era un co­che bo­ni­to, muy bien di­se­ña­do y ter­mi­na­do con pre­ci­sión ger­má­ni­ca era al­go que ya co­no­cía­mos. Aho­ra, tras te­ner la opor­tu­ni­dad de con­du­cir­lo, sa­be­mos tam­bién que con­tie­ne los in­gre­dien­tes ne­ce­sa­rios pa­ra con­ven­cer a los clien­tes po­ten­cia­les de, pon­ga­mos, un Qash­qai, ofre­cién­do­les una com­bi­na­ción de ca­rac­te­rís­ti­cas po­co fre­cuen­tes por con­tra­dic­to­rias en es­te ti­po de co­che: sen­ti­do prác­ti­co (con un gran es­pa­cio in­te­rior pa­ra su lon­gi­tud de 4,36 m y un ma­le­te­ro gi­gan­te de 510 li­tros), una po­si­ción de con­duc­ción de co­che com­pac­to –con ré­cord de es­pa­cio pa­ra la ca­be­za– y un tac­to di­ná­mi­co digno del León, del que to­ma la pla­ta­for­ma. SEAT ha apos­ta­do por man­te­ner su iden­ti­dad de­por­ti­vae­ne­la­te­cay­haa­cer­ta­do­de­pleno. No es de ex­tra­ñar por tan­to que los clien­tes sees­tén­de­can­tan­do­po­rel­mo­tor­de­ga­so­li­na de 150 CV, in­clu­so por en­ci­ma de las op­cio­nes­dié­sel–to­dou­nex­pe­dien­te­xe­ne­lac­tual mer­ca­do–. Quien se com­pra un Ate­ca sa­be lo­que­quie­re:un cros­so­ver de­ca­li­dad,per­fec­to pa­ra­el­díaa­díay­muy­di­ver­ti­do­de­con­du­cir. Y eso no es po­ca co­sa. Por desea­do co­rría el riesgo de de­cep­cio­nar. Al fi­nal, ha su­pe­ra­do to­das las ex­pec­ta­ti­vas. Olé.

El SEAT Ate­ca es un co­che car­ga­do de tec­no­lo­gía. En­tre los ele­men­tos de equi­pa­mien­to que pue­de lle­var, des­ta­can el sis­te­ma de vi­sión ce­ni­tal de 360º, el con­trol de cru­ce­ro ac­ti­vo con asis­ten­te en atas­cos –que ace­le­ra, fre­na y mantiene el co­che en el ca­rril a ve­lo­ci­da­des de has­ta 60 km/h–, la fre­na­da de emer­gen­cia en ciu­dad, la de­tec­ción de vehícu­los en el án­gu­lo muer­to y de trá­fi­co cru­za­do en la par­te pos­te­rior, el La­ne As­sist o los fa­ros con tec­no­lo­gía full-led. El sis­te­ma mul­ti­me­dia Ra­dio Sys­tem Me­dia Plus dis­po­ne de tec­no­lo­gía Mi­rror Link, que re­pli­ca la in­for­ma­ción del smartp­ho­ne en la pan­ta­lla del co­che, pa­ra te­lé­fo­nos IOS y An­droid. Aun­que la ma­yo­ría de usua­rios no sue­le sa­car el SUV del as­fal­to, SEAT ofre­ce una ver­sión con trac­ción a las cua­tro rue­das por me­dio de un Hal­dex de quin­ta ge­ne­ra­ción, tan­to con cam­bio ma­nual co­mo au­to­má­ti­co. El Ate­ca sa­le a la ven­ta con cin­co mo­to­ri­za­cio­nes di­fe­ren­tes: tres dié­sel (un 1.6 TDI de 116 CV y dos 2.0 TDI de 150 y 190 CV) y dos ga­so­li­na (1.0 TSI de 116 CV y 1.4 TSI de 150 CV). La ver­sión que he­mos pro­ba­do lle­va­ba el mo­tor de ga­so­li­na de 150 CV aso­cia­do a una ca­ja ma­nual de seis ve­lo­ci­da­des. No so­lo nos ha pa­re­ci­do su­fi­cien­te, sino muy di­ver­ti­da de con­du­cir. Una op­ción muy a te­ner en cuen­ta.

PRE­CIO COM­PE­TI­TI­VO Con el mo­tor tri­ci­lín­dri­co de 116 CV, el Ate­ca es­tá a la ven­ta des­de 22.725 €.

Lle­va rue­das pa­ra que los chips no va­yan arras­tran­do. POR HÉC­TOR PA­LO­MA­RES Sí, es ra­ro pen­sar en ga­so­li­na en un SUV, pe­ro…

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.