BRUTALISMO (AN­TI)ES­TÉ­TI­CO

De­cía Os­car Wil­de que la moda es una for­ma de feal­dad tan intolerable que te­ne­mos que al­te­rar­la ca­da seis me­ses.y a juz­gar por al­gu­nas de las pro­pues­tas que triun­fan es­ta tem­po­ra­da, la bou­ta­de qui­zá no es­tá tan des­en­ca­mi­na­da. El feís­mo im­pues­to por Ve­te­me

GQ (Spain) - - Estillo -

(1) Cuan­do Ga­lliano con­vir­tió Dior en la gran fe­ria de las va­ni­da­des de la moda, Je­remy Scott ya em­pe­za­ba a ha­cer de las su­yas. Hoy el es­ta­dou­ni­den­se da rien­da suel­ta a sus ob­se­sio­nes des­de la di­rec­ción crea­ti­va de la fir­ma ita­lia­na Mos­chino.

(2) Des­de su crea­ción en 2012, la se­ma­na de la moda mas­cu­li­na de Lon­dres ha si­do la pla­ta­for­ma de los ni­ños re­bel­des de la in­dus­tria. Su ca­rác­ter van­guar­dis­ta aco­ge a fir­mas tan po­co pru­den­tes co­mo Astrid An­der­sen, Ch­ris­top­her Shan­non o Si­bling (en la ima­gen de la de­re­cha).

(3) Dos dé­ca­das des­pués del por­no­chic de Tom Ford, la moda se so­me­te al im­pe­rio de la fan­ta­sía se­xual. La úl­ti­ma cam­pa­ña de Vi­vien­ne West­wood con­tó con un mo­de­lo de ex­cep­ción: la es­tre­lla del porno gay Colby Ke­ller.

(4) Da­vid Del­fín de­di­có su úl­ti­ma co­lec­ción a las bu­fan­das de la Ro­ja. Se­gu­ra­men­te se tra­ta de la co­lec­ción me­nos apa­ra­to­sa del an­da­luz. (5) En 1913, Ma­rio Pra­da abrió su tien­da de ma­le­tas y ac­ce­so­rios. Quién le iba a de­cir a él que dé­ca­das des­pués su nie­ta Miuc­cia re­for­mu­la­ría el con­cep­to del lu­jo con te­ji­dos co­mo el ny­lon y di­se­ños tan atre­vi­dos co­mo los que ha ima­gi­na­do pa­ra la pri­ma­ve­ra de 2017.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.